10 ex gobernadores del PRI desviaron el equivalente a 20 veces más lo destinado al Fonden

por paolo renato lopez layman

Redacción

No tienen llenadera. Al menos 10 mandatarios estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que encabeza el gobierno nacional en México, han sido señalados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por presunto “desvío de recursos” y otros hechos ilícitos.

De sumarse los datos de dicho organismo de fiscalización con las denuncias presentadas por fuerzas políticas de oposición, la malversación asciende a 181 mil 376 millones de pesos, es decir, más de 10 mil millones de dólares.

Para considerar el impacto de esa cifra, basta señalar que el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) de México tiene asignado un presupuesto anual de 9 mil millones de pesos (poco más de 502 millones de dólares). Quiere decir que los presuntos desfalcos de los gobernadores mexicanos podrían multiplicar por 20 los recursos disponibles para la reconstrucción de las distintas zonas del país recientemente azotadas por huracanes y terremotos.

César Duarte, exgobernador de Chihuahua aprobó la formalización de 342 depósitos bancarios irregulares que sumaron un total de 80 mil millones de pesos (más de 4 mil 467 millones de dólares), casi nueve veces el presupuesto del Fonden.

Las transacciones ilícitas las realizó el Gobierno de la entidad a una cuenta de la Unión de Crédito Progreso, una institución bancaria de la que César Duarte era socio y fundador. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda del Estado, en un solo día la administración de Chihuahua realizó transferencias a dicho banco por mil 208 millones de pesos, más de 67 millones de dólares.

El exmandatario veracruzano Javier Duarte de Ochoa luego de permanecer fugitivo durante 186 días fue capturado en un hotel de Guatemala por autoridades mexicanas y de ese país centroamericano.

La ASF presentó ante la Fiscalía Mexicana (PGR) 54 denuncias penales en su contra por el manejo irregular de 35 mil millones de pesos, más de mil 957 millones de dólares.

La suma, con la que presuntamente estableció Duarte de Ochoa una red de corrupción con empresas fantasmas, representa casi cuatro veces el presupuesto del Fonden.

Al exmandatario de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, y a su hermano, el exgobernador Humberto Moreira (2005-2011), lo han denunciado diversos integrantes del PAN, ante el Congreso del Estado, por la presunta malversación de 32 mil millones de pesos, más de mil 789 millones de dólares.

De acuerdo con una de estas denuncias, presentada por el ex presidente del PAN, Ricardo Anaya, los hermanos Valdez registraron esos montos en el Sistema Integral de Inversión Pública (SIP) de México entre 2006 y 2011, pero el dinero nunca se aplicó a ninguna obra, programa o beneficio del estado que tenían a su cargo.

El ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, quien gobernó la entidad de 2013 a 2018, fue llamado por la ASF para aclarar el uso de 17 mil 500 millones de pesos (más de 978 millones de dólares) del erario público durante los años fiscales 2011 a 2015.

Aunque los destinos de dicha cantidad aún no han sido esclarecidos, lo cierto es que representa casi dos veces el presupuesto destinado al Fondo de Desastres Naturales de México.

En 2015, la ASF detectó que el actual gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas, debía y debe rendir cuentas y aclarar el destino de 3 mil 603 millones de pesos (más de 201 millones de dólares) del presupuesto público que no aparecen, y que presuntamente fueron malversados a través de fondos y programas federales. La cantidad representaría casi la mitad del presupuesto del Fonden.

El exmandatario de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), fue acusado de peculado y daño patrimonial por más de 3 mil 567 millones de pesos, casi 200 millones de dólares, de acuerdo con la Fiscalía Estatal Anticorrupción.

El daño que presuntamente causó a su estado representa poco menos de la mitad del presupuesto que el Gobierno Federal destina al Fonden.

Andrés Granier Melo (2007-2012) fue acusado por la Fiscalía de Tabasco por la presunta desaparición de 2 mil 604 millones de pesos (más de 145 millones de dólares) en efectivo durante su último año de administración.

La suma, que fue retirada de las cajas de seguridad de la Secretaría de Finanzas del Estado, equivale a más de una cuarta parte del presupuesto del Fonden.

La Fiscalía de Michoacán aún investiga al exmandatario Fausto Vallejo Figueroa (2012-2014) por el presunto desvío de 2 mil 323 millones de pesos (casi 130 millones de dólares).

El monto que supuestamente malversó Vallejo Figueroa -quien además ha sido señalado en múltiples ocasiones por nexos con el crimen organizado en el estado- equivale a poco más de una cuarta parte del presupuesto contra desastres naturales en el país.

El Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) de Colima acusa al exmandatario Mario Aguiano Moreno (2009-2015) de malversar 2 mil 119 millones de pesos, más de 118 millones de dólares.

Al sur de la República Mexicana, también fue señalado el exmandatario de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo (2011-2016), quien según denuncias causó al estado un daño patrimonial de 2 mil millones de pesos, más de 111 millones de dólares, a través de una red de 26 empresas fantasmas.

Con información de Sin Embargo.com

También te puede gustar

Deja un Comentario