Los Pueblos Originarios, riqueza cultural única en México

por paolo renato lopez layman

Morelia, Michoacán, a 30 de enero del 2020.- El pueblo purépecha el primero de febrero vive, la renovación del ciclo agrícola y el comienzo del Juchári Jimbáni Uéxurhini (Año Nuevo P’urhépecha), un ritual dedicado al dios del fuego, Curicaveri, cuyos antecedentes se remontan varios siglos atrás.

Este año, el fuego se encenderá en la comunidad de Capácuaro, en el municipio de Uruapan.

De acuerdo con la cosmovisión purépecha, el año consta de 18 meses de 20 días y así es como cada febrero en Michoacán se celebra el inicio de un nuevo ciclo. El ritual se lleva a cabo en un pueblo distinto, ya que el fuego permanece con una comunidad un año y se traslada a otra que lo tendrá el mismo tiempo. 

El ritual del Fuego Nuevo ha sobrevivido desde el período prehispánico, cuando se honraba a deidades fundamentales como Curicaveri (Kurhíkuaeri), de quien descienden los P’urhépecha. Kurhíkua= Fuego, Eueri. Eri= somos, (genitivo).

Esta celebración tiene raigambre en la región lacustre del Lago de Pátzcuaro, que es un baluarte para Michoacán ya que, de los Purépecha surgen tres Patrimonios Culturales de la Humanidad: La Noche de Muertos; la Pirekua y, la Gastronomía.

Es importante salvaghuardar las culturas y difundir los atractivos turísticos de la Meseta Purépecha; la Cañada de Los Once Pueblos; la ribera del Lago de Pátzcuaro y; la Ciénega de Zacapu. En la región del País de la Monarca los atractivos turísticos y festividades de los Mazahuas y Otomís y; en La Costa las de los Nahuas.

Es importante resaltar que quienes acompañen a los purépecha en dicha celebración, deben hacerlo de manera respetuosa y empática con esta importante manifestación cultural.

También te puede gustar

Deja un Comentario