Licitaciones del Tren Maya, en marcha

por Moy Montes
El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que las comunidades por las que pasará el Tren Maya están de acuerdo con la obra. Foto Roberto García Ortiz

Alonso Urrutia y Alma E. Muñoz

Ciudad de México. El gobierno federal dio inicio al proceso de licitaciones para la construcción del Tren Maya, obra que por sus dimensiones dilatará en concluirse, por lo que debe comenzar en el corto plazo, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador. Contrario al proyecto original, no participará ya la iniciativa privada, por lo que será una inversión pública que oscilará entre 135 mil y 150 mil millones.

Explicó los avances en sus principales proyectos de obra pública bajo la premisa de que toda construcción que se inicie en el sexenio deberá concluirse. El Tren Maya es la obra que más tiempo va a demandar, porque son cerca de mil 500 kilómetros; afortunadamente ya comenzamos con las licitaciones y espero que en este primer trimestre se otorguen los contratos para cinco de los siete tramos.

López Obrador aseguró que de entregarse estos contratos, se estaría asegurando el inicio de la construcción de mil kilómetros en los tramos: Escárcega-Campeche, para hablar de las grandes ciudades: Mérida, Valladolid, Tulum, Cancún. Van a quedar pendientes dos tramos, pero para licitarse este mismo año, Tulum-Calakmul y Calakmul-Escárcega

Al preguntarle sobre eventuales conflictos sociales por los derechos de vía, aseguró que gran parte de la ruta ya cuenta con éstos, porque corresponde a la ruta del tren del sureste, trazada desde hace décadas.

Además, les recuerdo que se hizo una consulta amplia, no sólo con comunidades indígenas, sino con toda la población de los municipios por donde va a pasar el tren, y la mayoría está de acuerdo, me consta.

Explicó que ya se consiguieron los derechos de vía del tramo Valladolid a Tulum y Cancún. Los tramos que se van a licitar de inmediato serán Palenque-Escárcega, además del Mérida a Tulum y de Tulum a Cancún.

En principio, ya se contaría con una primera partida para el inicio de la obra de 35 mil millones de pesos, a efecto de ya no retrasarla más.

Se le preguntó sobre los tiempos para la obra pública e instrumentación de programas, y respondió: estoy tomando en cuenta el tiempo que nos queda, porque no hay ninguna posibilidad, sería contrario a nuestros principios pensar en la relección ni en actuar como líder máximo, poder detrás del trono, caudillo, cacique; nada. Yo entrego y me retiro de la política.

Por ello, anticipó que para diciembre debe estar asegurada la transformación del sector salud y las políticas de seguridad deben ya dar resultados.

El mandatario se refirió a los avances en cuanto al tren transístmico, sobre lo cual dijo que ya se inició la ampliación de los puertos de Salina Cruz y de Coatzacoalcos. Detalló que también ya se tienen asignados los terrenos aledaños a la vía del tren para la construcción de los parques industriales.

Tras cuestionar las políticas neoliberales que casi desaparecieron la participación pública en materia ferroviaria, mencionó que en este caso habrá tanto trenes de pasajeros como de carga. Habrá estaciones para estos últimos, a fin de que sea en los parques industriales donde puedan ensamblarse las mercancías.

También te puede gustar

Deja un Comentario