“Te voy a mandar a partir tu madre”, grita abuelo de Velasco Coello a comunicador

Por: 

(08 de junio, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- Eran aproximadamente las 11:10 de la mañana del domingo 5 de junio pasado, cuando el abogado y comunicador Horacio Culebro Borrayas sufrió violencia verbal y amenazas de muerte directas.

El abogado se encuentra actualmente promoviendo un juicio político en contra de Juan Sabines, ex gobernador de Chiapas y recientemente una denuncia en contra de Fernando Alberto Coello, abuelo materno del actual mandatario de la entidad, Manuel Velasco Coello, esta última referente a un predio, que como lo informó anteriormente Revolución TRESPUNTOCERO, mide aproximadamente 50 x 50 metros, se encuentra ubicado cerca de un mercado público en el primer cuadro de la ciudad de San Cristóbal de las Casas, siendo una casa antigua de aproximadamente 100 años de construcción.

Culebro Borrayas asevera que Alberto Coello se quiere apropiar del inmueble y ya tiene los permisos por parte del Ayuntamiento, que dirige Marcos Cansino, aunque el sitio tiene un dueño, quien adquirió la propiedad en 1965.

Dicha denuncia fue lo que provocó que el domingo pasado, al entrar Culebro Borrayas, en compañía de su hijo Luis Enrique Culebro Aguilar, a desayunar al restaurante del hotel Marriot, en Tuxtla Gutiérrez, Alberto Coello, quien se encontraba en ese mismo lugar lo confrontara.

“Yo iba pasando cuando sentí que agarraron mi mano de manera brusca, volteo y era el abuelo de Manuel Velasco Coello, quien comenzó a insultarme y a reclamarme si tenía algún tipo de problema con el, para después amenazarme de muerte”, asevera Culebro aRevolución TRESPUNTOCERO.

“¿Qué puta te traes conmigo? expresó, en ese momento le respondí “lo único que nosotros estamos denunciando y publicando es lo que tú te estás robando de Chiapas y lo que estás robando a San Cristóbal de las Casas. Entonces me dijo, entre otras cosas: ’ese es el problema, te voy a mandar a partir tu madre, hijo de tu puta madre”.

En ese momento Coello se dirigió a su acompañante, una mujer de aproximadamente 35 años, según describe Culebro, a quien le pidió sacara en ese momento de su bolsa una pistola, que aseguró traía consigo; “vamos arreglar en este momento el problema de una vez con este hijo de su puta madre”, gritó Coello, mientras el abogado se zafaba de la mano, “yo no quise actuar de una manera violenta porque se iba revertir contra mí cualquier acusación penal, por eso opté por salir del sitio inmediatamente.

Caminamos a prisa al ver que seguía insultándome -mentándome la madre- llamándome ‘hijo de tu puta madre’, frente a los comensales y meseros, pero no detuvo sus insultos y amenazas, las siguió gritando desde su mesa”, comenta el abogado.

Culebro Borrayas presentó este martes una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para denunciar dichas amenazas de muerte e insultos, dados a conocer el mismo día que sucedieron por Revolución TRESPUNTOCERO, por parte de Fernando Alberto Coello Pedrero.

La denuncia fue interpuesta en la Fiscalía Especializada en atención a periodistas y libertad de expresión, donde también se da cuenta, que luego de publicar los hechos de posible despojo en un medio local –Diario Bonanpak- y este medio, el abogado comenzó a recibir amenazas por la vía telefónica.

“Cuando estuve en la Ciudad de México para promover el juicio político en contra de Juan Sabines Guerrero y después de tener una entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO recibí llamadas, donde me amenazaron de muerte.

Esto desde distintos números telefónicos, fueron aproximadamente en seis ocasiones, me dijeron que me iba llevar la chingada, la comunicación era de los números: 961 1260 257 y 961 177 6951, ambos de Tuxtla Gutiérrez, de hecho ahora que ya presenté mi demanda en la Fiscalía me dijeron que voy a tener que presentarme con mi celular, para que lo analicen”, explica Culebro.

A su vez menciona que en el diario impreso Bonampak, que es de su propiedad a publicado temas como ‘el imperio de los Velasco Coello’, donde denuncia distintas anomalías, tanto del gobierno actual, como de las acciones de su madre, Leticia Coello y su abuelo, a lo que atribuye “el enojo de Huberto”.

“Consideramos que el abuelo del gobernador pudo ser quien pagara para que me amenazaran vía telefónica o también pudo ser el secretario privado del gobernador Ramón Guzmán Leyva, pero con las amenazas de manera física y verbal que me hizo Humberto Coello, considero que él es el inmediato responsable.

Sobre la atención en la Fiscalía debo señalar que el fiscal Tito Rubí me hizo ver que él también se encuentra inconforme con el papel que ha jugado la autoridad en Chiapas. Ahí mismo me dijeron que de acuerdo a la nueva justicia penal, se da el caso de ’restauración’, es decir me preguntaron si yo quería llegar a algún arreglo con él, si quería dinero, en automático dije que no, yo quiero que se hagan las investigaciones y se lleguen a las últimas consecuencias y aunque él ya no puede ir a la cárcel puede estar en arraigo domiciliario”, declara Culebro.

Quien asegura no cree en la justicia de Chiapas, “yo creo que estando Raciel López Salazar, como Procurador General de Justicia, a quien dejó Juan Sabines, que declara abiertamente que es muy allegado al gobernador, veo muy difícil que yo obtenga justica, aunque que haya tenido una buena atención por parte del fiscal”.

A su vez, menciona que la situación que él vive, es parte de las constantes amenazas y ataques a periodistas en Chiapas, los cuales se están dando con mayor frecuencia, lo que llama “patadas de ahogado por parte del propio gobernador, porque con el movimiento magisterial, la serie de disidencias que se han ido formando, en contra de sus familiares por despojar a la ciudadanía de lo suyo, lo único que le queda por hacer es esto.

Le están quitando las pertenencias al ciudadano común y corriente, por eso existe una gran molestia, esperamos que toda esta exigencia no provoque una privación ilegal de la libertad para cualquiera de mis compañeros periodistas, e incluso la mía o la desaparición de las personas que protestan, o cualquier tipo de represalia, que se pudiera dar porque cuando estás perdiendo el poder y todo lo que ya se saqueó, como bestias heridas pueden atacar a cualquiera”, comenta.

Y es que a esto se suma la exigencia insistente por parte de la ciudadanía para que Velasco Coello renuncie al poder, porque argumentan, es un incompetente para gobernar. Este miércoles Culebro Borrayas acudirá nuevamente para que se le realice pruebas victimológicas, analizar la cuestión pericial en relación a los números de teléfono para ver a quién pertenecen y otros datos más con los que se complementará la investigación.

“Se debe investigar y actuar conforme a derecho, ya vendrán los careos cuando estemos en el juzgado penal correspondiente, al que le toque conocer la integración de la averiguación que debe consignarse, cabe señalar que debería de ser el proceso de no más de tres meses, pero como se trata del abuelo del gobernador ahí los plazos pueden alargarse mucho tiempo”, denuncia Culebro.

Agrega que, “desgraciadamente gran cantidad de periodistas que están haciendo este tipo de denuncias en contra del gobierno estatal de Chiapas, se han visto amenazados pero ahora con el juego del poder sí peligramos en nuestra integridad física, porque también existe la posibilidad que si quieren hacer que Velasco Coello caiga, cualquiera de sus oponentes pueden mandarnos a liquidar o desaparecer y echarle la culpa Velasco, nosotros que estamos en los medios de comunicación seríamos el motivo por el cual pueda caer un gobernador”.

En 2013, Fernando Coello Pedrero también fue denunciado, para después ser dado a conocer en medios de comunicación, que integrantes del Comité para la Promoción y Defensa de la Vida “Samuel Ruiz García” del municipio de Chicomuselo, fueron amenazados por este personaje.

En su momento aseveraron que les dijo que “contra todo”, él sería quien explotara los recursos minerales en la región, aun cuando los habitantes del municipio de Chicomuselo cuentan con un historial de lucha en contra de las mineras desde 2008.

Otro periodista agredido que alzó la voz este 7 de junio, por motivo de la conmemoración del Día de la Libertad de Expresión, fue Juan José Fierros Canseco, quien lamentó “los atentados que se han suscitado en contra de comunicadores por denunciar la corrupción e impunidad del gobierno de Manuel Velasco Coello y los abusos de poder de sus familiares en primer grado, varios periodistas han sido víctimas de la represión por el autoritarismo del gobernador”.

Deja un comentario