Suspenden votación de reforma que criminaliza el aborto en Veracruz

El Congreso de Veracruz suspendió la votación de la reforma del artículo 4 de la Constitución de Estado, debido a una segunda alerta de género para el estado, aceptada por la Comisión Nacional de Prevención de Violencia contra la Mujer (Conavim)

Distintos colectivos de defensa de los derechos de las mujeres en conjunto con el Observatorio Nacional del Feminicidio fueron los promotores, frente a la Comisión Nacional, de esta segunda alerta de violencia de género, que en este caso se la llama “por agravio comparado”

La Conavim, que es un órgano dependiente de la Secretaría de Gobernación federal, aceptó el pedido de las organizaciones civiles y trasladó la pelota al ejecutivo veracruzano para que de andamiaje institucional a la cuestión. Ya en la tarde previa del día que estaba anunciada la votación, se rumoreaba que la suspensión de la reforma era evidente. La Alerta de Género por Agravio Comparado se solicita en relación a las condiciones de acceso a la salud de las mujeres del estado. Una de los tres puntos denunciados es el peligro de que esta reforma constitucional se concrete.

Parida de una iniciativa de la iglesia católica, presentada ante el ejecutivo veracruzano hace más de un año, la reforma propone que en el artículo 4 de la Constitución del estado se indique que la vida se protegerá desde la “concepción”.

“La mayoría de las iglesias del estado apoyan esta iniciativa y funcionan en alianza. Es sintomático además del peso político que tienen sobre los poderes del estado para que cumplan las indicaciones que devienen de la jerarquía eclesial de la Iglesia Católica. Estamos de acuerdo que la época de Salinas de Gortari tienen apertura para participar de la vida pública, pero en este caso, están usando esos derechos equivocadamente. Están llevando sus propios intereses, que son válidos para ellos y su comunidad, a imponérselos a todos. Estamos ante un derecho individual de cada una de las mujeres a decidir en libertad, sobre el uso de su propio cuerpo”

Monserrat Díaz integra el Colectivo Feminista de Xalapa, una de las organizaciones de mujeres decanas en Veracruz, que se conformó en 1980 y que diez años más tarde se conformó como asociación civil y ha venido trabajando desde entonces.

La injerencia de la iglesia en este tema no es menor, ya que, como explica Monserrat, es su propio proyecto el que los congresistas estaban dispuestos a votar, si las organizaciones de mujeres no intercedían al respecto. “Lo que se iba a votar hoy es una iniciativa presentada en 2015, como una iniciativa popular, que requiere de 250 mil firmas. El ejecutivo del estado la retoma y la presenta en el Congreso. Sin embargo, somos muchos los que creemos que no es adecuado que se intervenga desde el púlpito en las políticas públicas del estado. La adhesión a la reforma es una coaccionada desde el sermón, bajo la pena del castigo moral, religioso”

Puede que haya sido la promesa del castigo divino lo que estaba de fondo en la convocatoria que la iglesia católica hizo para “abrazar el congreso” en la mañana de hoy. Mediante el vocero de la arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, convocaron a una movilización “para defender la vida”

“Ellos dicen que nosotros somos una partecita mínima de la población que rechaza la criminalización del aborto, pero somos más del 50 por ciento y de ese porcentaje probablemente no todas elijan poner fin a un embarazo que no desearon y eso está bien si es lo que le marca su propia ética. La diferencia entre su propuesta y la nuestra es que nosotros no buscamos imponerle nada a nadie que no lo quiere. Esa es la diferencia entre nuestros discursos. Y sin entrar en discusiones bizantinas sobre versiones contrapuestas sobre la vida, la reforma es realmente una cuestión que demuestra el poder fáctico y ahora real, de la Iglesia católica sobre el estado”

A pesar de que la iniciativa fue suspendida, esto no implica que desistan de ella, sino que fue pospuesta hasta el mes de junio. Las mujeres veracruzanas, las organizadas y las que no, acudieron en la mañana de este jueves a manifestarse en el Congreso de Veracruz, como una forma de señalar que siguen alerta y en las calles. También, durante la tarde y noche del día anterior, mujeres solidarias del Distrito Federal se manifestaron frente a la representación de Veracruz en la capital y montaron allí un plantón, rechazando la reforma y aliándose con las compas jarochas.

“La sociedad veracruzana está más abierta a la discusión de estos temas que hace 3 décadas, cuando comenzó mi participación en la lucha por la defensa de los derechos humanos de las mujeres. Reaccionan de una manera diferente de cuando promovíamos este derechos, que en ese momento lo llamábamos ‘maternidad libre y voluntaria’. Eran más cerrados y conservadores, ahora veo una apertura”

No sólo una apertura, sino una efervescencia de la movilización de mujeres, muchas de ellas feministas que desde hace buen tiempo vienen copando las calles del estado.

“Conocemos esta amenaza desde el año pasado y generó una movilización muy importante de mujeres y de sectores vinculados a la defensa de los derechos humanos. A veces la cuestión puede parecer tranquila, pero cuando sobreviene algo, también lo hacen las manifestaciones de grandes sectores de población. Hubo pronunciamientos de organismos internacionales y personalidades al respecto de lo nocivo de esta reforma y de muchas organizaciones a nivel nacional. La moneda está echada en el aire. Sólo podemos redoblar el esfuerzo, que nos permita demostrar que hay más mujeres que se atreven a salir a la calle. Que creemos en la libertad, sí, para mí pero también para las otras. El derecho a decidir sobre nuestro cuerpo está consagrado en la Constitución y en los tratados internacionales, que el Estado debe respetar.”

Foto: Manifestación de mujeres frente a la representación de Veracruz en la Ciudad de México // Red Veracruzana por el derecho a decidir

Deja un comentario