Sobrino de la gobernadora yucateca Ivonne Ortega, de sólo 5 años, “adquiere” 156 hectáreas en 6 meses

Una investigación del Diario de Yucatán revela este día que en menos de seis meses, Cornelio Aguilar Ortega, sobrino de la gobernadora yucateca Ivonne Ortega Pacheco y con apenas cinco años de edad, se convirtió en dueño de más de 156 hectáreas en Dzidzantún.

Ortega Pacheco se considera una de las más cercanas colaboradoras de Enrique Peña Nieto y se le menciona como posible titular de la Secretaría federal de Turismo.

Esa superficie se forma con diez predios que fueron escriturados a favor del menor. Nueve son de una donación múltiple otorgada en junio de 2011 por sus padres, Cornelio Aguilar Puc y Guadalupe Ortega Pacheco.

La décima propiedad fue producto de una compraventa en noviembre del mismo año, dice el periódico peninsular. Fueron 104 hectáreas adquiridas en $5,000, según se indica en la escritura. Esto significa que por cada hectárea se pagaron $48.

Los predios de la donación habían pasado a manos de los esposos Aguilar Ortega en diferentes fechas. Uno, la finca “San Ramón”, es de 37 hectáreas.

“En reportaje que publicamos la semana pasada dimos a conocer que el matrimonio formado por Guadalupe Ortega y Cornelio Aguilar acumuló más de una decena de propiedades en los últimos años. Entre ellas está la casa donde viven actualmente en Mérida, en la calle 16-A entre 17-A y 19 del fraccionamiento Paraíso Maya, cerca de Altabrisa”, dice Diario de Yucatán.

Datos obtenidos por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia (Diario de Yucatán), revelan que en un solo día, el 30 de junio de 2011, la pareja otorgó en donación nueve propiedades -algunas estaban sólo a nombre de Aguilar Puc- a su hijo Cornelio, quien entonces tenía cuatro años.

“En noviembre del mismo año, una décima propiedad -la de 104 hectáreas- fue adquirida en compraventa y escriturada a nombre del menor. En dos de los nueve inmuebles otorgados en donación Cornelio hijo aparece como copropietario con su hermanastro Paúl Ortega Pacheco. Esta copropiedad se formó al donar Guadalupe Ortega a su hijo mayor el 50% que le correspondía de esos bienes”, dice el periódico.

Pablo José Castro González, notario público 38, dio fe de todas las operaciones de donación.

Diario de Yucatán enumera, de acuerdo con documentos del Instituto de Seguridad Jurídica Patrimonial de Yucatán, los bienes de Dzidzantún donados a Cornelio Aguilar hijo:

1) Tablaje con número catastral 1868. Su extensión es de tres hectáreas, 25 áreas y 63 centiáreas.

2) Tablaje con número catastral 4379. Abarca una superficie de cuatro hectáreas, 33 áreas y 10 centiáreas.

3) Tablaje con número catastral 3216. Tiene dos hectáreas, cincuenta áreas y ochenta centiáreas.

4) Tablaje con número catastral 4374. Superficie de cinco hectáreas, 23 áreas y 16 centiáreas.

5) Calle 19 número 132, en la cabecera municipal. Mide 20.5 metros de frente por 45 de fondo. Es copropiedad con Paúl Ortega.

6) Calle 19 número 132-A, contiguo al anterior. Su extensión es de 17.5 metros de frente por 45 de fondo. Es también copropiedad con Paúl.

7) Calle 13 número 103-B. Tiene once metros de frente por 75 de fondo.

8 ) Tablaje con número catastral 2566. Su superficie es de tres hectáreas, 25 áreas y 63 centiáreas.

9) Tablaje con número catastral 1665, conocido como la finca “San Ramón”. Tiene una extensión de 37 hectáreas y 27 áreas.

Deja un comentario