Soborno y corrupción: el pan diario de los negocios en México

El 82 por ciento de los empresarios mexicanos siente que el soborno es una práctica habitual en nuestro país. Así lo señala la Encuesta Global sobre Fraude 2016 realizada por la firma Ernst & Young, mientras que en otra investigación…

El 82 por ciento de los empresarios mexicanos siente que el soborno es una práctica habitual en nuestro país.

Así lo señala la Encuesta Global sobre Fraude 2016 realizada por la firma Ernst & Young, mientras que en otra investigación realizada por el Banco Mundial se supo que el 63 por ciento de los encuestados admite que las prácticas corruptas son parte habitual de la cultura de los negocios en México

Estos datos fueron presentados esta semana en la sede del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI), como parte del reporte “Descifrando la Corrupción”, realizado por el organismo civil Ethos.

Los encargados del estudio, advierten que la situación es grave en México, ya que se depende en gran medida de las Pequeñas y Medianas Empresas que generan alrededor del 52 por ciento del Producto Interno Bruto y proveen de empleo al 72 por ciento de la población.

“La corrupción ha provocado un estancamiento en el nivel de emprendimiento de nuevos negocios en México”, sentencia el estudio.

En la misma investigación se habla de que 46 por ciento de los empresarios en el país, afirma haber sido testigo o haber incurrido en algún acto deshonesto, según los resultados de la Enterprise Surveys 2010 del Banco Mundial.

Para Ethos una de las principales causas que provoca la corrupción es la cantidad excesiva de trámites y normas poco claras que los “obligan a encontrar soluciones rápidas para poder operar sus negocios”.

Según Jacqueline Peschard, presidenta del Comité de Participación Ciudadana y del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), el tema de la corrupción en México no es algo cultural sino más bien estructural.

“Son tan difíciles, con tantos recovecos, la cantidad de trámites que tiene uno que hacer para instalar un negocio, que es más fácil buscar a alguien que sea un intermediario, pagarle a un intermediario y bueno, estos son los costos… Realmente es algo que se ha convertido en no solo algo cotidiano, sino muy sistémico. Está establecido sobre formas de relación entre la sociedad y el Estado”, declaró.

Gracias a la corrupción, México dejó de percibir mil 100 millones de dólares de inversión extranjera tan sólo en 2014, según apunta la encuesta “México ¿Cómo Vamos?”.

Si tuviéramos que contestar nosotros esa respuesta, diríamos que vamos, pero extremadamente mal.

(Con información de Milenio)

Deja un comentario