Reconoce CNDH violaciones en caso de vacunas en Simojovel

Ciudad de México. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Mikel Andoni Arriola, y al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, por el caso de los menores de edad que fueron vacunados en la entonces Unidad Médica Rural “La Pimienta”, en el municipio de Simojovel, con resultado de dos infantes muertos y 29 con reacciones a la vacuna.

La CNDH determinó que hubo violaciones a los derechos de los niños, así como a sus padres. En específico, los derechos a la protección a la salud, a la vida, integridad personal y al interés superior de la niñez.

Aunque reconoció las gestiones, actividades y reuniones de trabajo que el IMSS ha propiciado con el fin de reparar el daño a las víctimas directas e indirectas, recomendó al director del organismo que dé cumplimiento a los acuerdos previos y se reparen los daños material y moral.

También, se indemnice a los padres de los menores fallecidos y se les brinde atención médica vitalicia y psicológica, al igual que a los 29 menores afectados.

Además, se les otorgue ayuda extraordinaria con cargo a los recursos del programa IMSS-Prospera para traslado, hospedaje, alimentación y otros gastos relacionados con la atención de las víctimas; se reconozca la responsabilidad institucional y se ofrezca una disculpa pública.

En tanto, al gobernador de Chiapas le solicito que en los centros de salud La Pimienta y Simojovel se impartan un curso integral y un taller de capacitación en materia del derecho a la protección a la salud, y se les dote de los instrumentos, equipo, medicamentos, infraestructura y personal médico, entre otras recomendaciones.

El organismo constató que en mayo del año pasado los 31 niños, de uno a tres meses de edad, fueron vacunados a través del  Programa IMSS-Prospera.

Concluyó que  fueron infectados por “patógenos oportunistas” durante el procedimiento de “manejo y mecanismo en la aplicación de la vacuna, aunado a factores de riesgo y el incumplimiento de las obligaciones de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad de los servicios de salud”.

Como consecuencia, dos menores perdieron la vida; 29 fueron internados,  cuatro presentaban estado grave de salud, 13 estaban en estado crítico y 12 más en observación.

Deja un comentario