OJO: Serán castigados los que mezclen religión con política

Carlos Z. Cadena
Desde Octubre de 2013, la Fundación Chiapas Verde dirigida por Leonardo Rafael Guirao Aguilar, y a la vez alcalde de Chilón, aseguraba que su organización, era una organización ambientalista en pro y cuidado del medio ambiente en Chiapas, y sin fines de lucro y ajena a todo lo malo que pudiera pensarse, sin embargo las acusaciones eran irreversibles, lo señalaban de auto promocionarse con esa organización políticamente por toda la entidad.
La prensa decía que el alcalde de uno de los municipios más pobres de Chiapas y de México recorría el estado con su Fundación, publicitándose por doquier, y exhibían la más reciente, en esa ocasión al anunciarse en el calzoncillo de Juan Manuel Márquez en el marco de su pelea que perdió ante Timohy Bradley, que alcanzó escándalo internacional. En la pelea contra Timothy Bradley, el calzoncillo de Juan Manuel Márquez sorprendió en Chiapas, porque lució en la parte trasera y de lado izquierdo el logo de “Chiapas Verde”. Nunca respondió Guirao Aguilar a las interrogantes.

7En la última quincena el controvertido personaje, se anduvo promocionando por las principales ciudades de Chiapas, ahora con una Fundación denominada “Fundación Guirao”, que patrocinaba a la agrupación cristiana Miel San Marcos de Guatemala, uno de los grupos más con mayor representación musical-Espiritual en Centroamérica, Leonardo Guirao, dijo que el único objetivo de las giras por toda la geografía chiapaneca con grupos musicales internacionales cristianos es que el pueblo de Dios se unifique y realice acciones en beneficio de la sociedad tal como Jesucristo lo hizo en sus tiempos, llevando las buenas nuevas de salvación a todas las naciones, haciendo obras positivas al prójimo, hacer que las familias adopten un estilo de vida diferente que les permita ser transformados en sus formas de pensar, en sus actitudes y vivan en paz.
En su recorrido el exalcalde de Chilón, declaraba a los medios locales que entregaba en la gira de “Miel de San Marcos”, instrumentos musicales, biblias y ayudas funcionales para personas con capacidades diferentes, además de pintura, rotoplas y materiales para construcción, estos últimos productos serán entregados este sábado.

A la clase política del país y donde Chiapas ya pasó un escenario grotesco entre “La mezcla religiosa y la política”, que fue en la época del exgobernador Pablo Salazar Mendiguchía, donde muchos ministros evangélicos por los cuatro puntos cardinales de la geografía estatal, antepusieron su fe cristiana de darle “Más al César que a Dios”, originando un sexenio donde privó más lo material que lo espiritual y donde también los representantes de la Iglesia cristiana de Chiapas, Pablo Salazar, los transformó peor que a un partido político. Fue una clase política en Chiapas que más de alguno todavía los espera el infierno porque utilizaron la fe cristiana con fines políticos y electorales y esto sencillamente fue más peor de lo que puede ocurrir en una clase política sexenal, al grado que hoy Pablo Salazar, festina en sus portales cibernéticos una vez más su mesianismo enfermizo con adjudicarse ser el transformador de Chiapas. (Comentario Zeta, Marzo 2016).

Se castigaran a los que juegue con religión, tanto evangélica como católica.
El pasado 31 de Marzo del 2016, en las vísperas de entrar a los tiempos electorales en al menos 12 estados, nuevamente la Secretaría de Gobernación federal, hizo mención a que ahora Ministros de culto, los sacerdotes y las asociaciones religiosas, no pueden apoyar a partidos políticos ni a candidato alguno, caso contrario recibirán de multas de hasta millón y medio de pesos. El director general de Asociaciones Religiosas, de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Arturo Manuel Díaz León, agregó que quienes infrinjan esta norma “también pueden ser apercibidos y las autoridades podrán clausurar de manera temporal o definitiva, locales destinados al culto público”.

El funcionario federal dejó en claro que “los ministros de culto, tampoco tienen la posibilidad de asociarse con candidatos o partidos políticos ni realizar labores de proselitismo, ya sea a favor o contra algún aspirante a un cargo público”, de acuerdo al artículo 32 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público y su Reglamento.

Recordó el servidor público de la Secretaría de Gobernación, que los ministros de cualquier culto, tienen prohibido por ley asociarse y/o apoyar a algún partido político durante las campañas electorales y que, “los infractores serán acreedores a una sanción o multa de hasta 20 mil días de salario mínimo vigente, lo que equivale a 1.5 millones de pesos”. De igual forma “podrán ser suspendidos temporalmente, los derechos de las asociaciones religiosas correspondientes, en el territorio nacional o bien en un Estado, así como la cancelación de su registro”.

Así que desde ahora sacerdotes y ministros en Chiapas y el país, van a tener mucho cuidado para ser seducidos por escenarios electorales de candidatos y partidos políticos, y gente como Leonardo Guirao, también estarán en el ojo del huracán.
La fe de Dios o religión no puede estar en la plataforma electorera de un país donde se aprovechan de la ingenuidad y la poca cultura de la gente. Ahora Pablo Salazar, Leonardo Guirao y cualquier César que se quiera pasar de vivo, simplemente ya no les surtirá efecto que busquen a través de los auténticos cristianos de Chiapas favores electorales. Ahora si hay que quemarlos en la hoguera social. Es la máxima infamia humana utilizar una religión para hacer política.

Deja un comentario