Los mexicanos tendríamos que pagar una millonada por el gusto de unos cuantos…

Parece que eso de la austeridad es puro bla bla bla o al menos no aplicaba para todos los burócratas, pues la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) solicitó la compra de un avión que costará a los mexicanos mil 450 millones de pesos…Y no creas que es para uso del Ejército sino para trasladar a funcionarios de alto nivel.

Según Reforma, la Sedena ya cuenta con un jet de lujo Challenger 605 de 27.5 millones de dólares, y un Gulfstream G-150 de 37.7 millones de dólares, que fueron adquiridos hace un par de años, pero la dependencia considera que su flota para este tipo de operaciones no es suficiente.

“La flota de activos con que actualmente se cuenta para atender las necesidades de transporte aéreo de personal, se encuentran en comodato y comisionadas lo que repercute en la operatividad y disponibilidad en las unidades a las que fueron asignadas y que se refleja en un detrimento de su disponibilidad para las operaciones que deberían realizar”.

Pero tranquil@ que el nuevo juguetito lo pagaremos a cómodas anualidades hasta 2032 con un pago inicial en 2017 de 25 millones de pesos.

TE PUEDE INTERESAR: #UnaMás: La nueva información que Peña te quiere (y puede) ocultar

En el proyecto de inversión, enviado en marzo pasado a la Secretaría de Hacienda, la Fuerza Aérea Mexicana no identificó marca o modelo del avión, pero sí informó que cuesta 696 millones de pesos, aunque con los intereses se elevará a mil 450… Sin contar los 270 millones para mantenimiento y operación en veinte años de vida útil.

Una verdadera ganga para ellos y el dinero que la mayoría de los mexicanos no veremos junto en la vida.

En caso de que la Secretaría de Hacienda apruebe la compra, no considerada en el Presupuesto de Egresos de 2017, el nuevo avión quedaría a cargo de la Unidad Especializada de Transporte del Alto Mando (UETAM), al servicio del General Salvador Cienfuegos y otros altos funcionarios de la Sedena.

Sin embargo, no todos los aviones para transporte de pasajeros que adquiere la Sedena son asignados a las UETAM, algunos son para uso del Estado Mayor Presidencial, como el Boeing 787-8 Dreamliner de casi tres mil millones de pesos que usa Peña (familia y amigos) desde febrero de 2016.

El Challenger 605 sí está asignado la UETAM, pero el Gulfstream G-150 está a cargo de la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales y este año fue usado, por ejemplo, para trasladar las cenizas del cantante Juan Gabriel a la Ciudad de México.

¿De verdad crees que es un gasto necesario?

¿Así es como nuestros gobernantes quieren mover a México? ¿O será que los únicos que se quieren mover son ellos?

Deja un comentario