La obsesión de Toño Aguilar por el regreso al poder

David Morales
Tras haber sido alcalde de Comitán, y olvidarse de su municipio por más más de 3 años, hoy José Antonio Aguilar Meza, vuelve en búsqueda del poder, aún cuando su desempeño como alcalde fue pésimo.
Pero no regresa solo, lo acompaña aquel grupo con el cual gobernó a Comitán durante un año y 8 meses, viene junto a Nery Guillén Guillén ex tesorero Municipal -hermano del excandidato Mario Guillén Guillén -; Ari Omar Vidal quien fue Coordinador de Adquisiciones, así como el flamante asesor Mario Escobar Gálvez -gerente de IMER-, quien también lo fue de Mario Guillén Guillén, a quién sólo ayudó a perder.
Durante su gestión como Alcalde Toño Aguilar, elevó el endeudamiento de Comitán, aunque esto fue poco perceptible debido a que fue solapado, al estar entre dos gobiernos verdes, no se le exigió una auditoría, también fue quien propuso el aumento de salarios a funcionarios de primer nivel.
Toño, Nery y Omar, fueron quienes tuvieron a sus disposición el recurso asignado a Comitán, pero a su salida también se llenaron los bolsillos a su paso por la Dirección General del Conalep, de la misma forma en que lo hicieron cuando Toño Aguilar fue designado como Director General de COBACH en Chiapas, donde su mayor logro fue cambiar el color de la institución que era azul y pasó a ser verde y dejar plazas a sus familiares, así como amigos.
Hoy que gobierno del estado los dejó fuera por malos manejos al frente del COBACH, buscan nuevamente regresar a la Presidencia Municipal, usando una pésima estrategia y reclutando a ex empleados del ayuntamiento que estuvieron en la administración de Toño Aguilar, a quienes les prometen que les irá mejor que la primera ocasión.
Pero Toño Aguilar, debe dejar atrás su obsesión al poder, si en un año y ocho meses, él y sus funcionarios se llenaron los bolsillos, ¿qué podrían hacer en un trienio? Y es que cabe mencionar que a su paso por la Presidencia Municipal Aguilar Meza, se hizo poseedor de ranchos, así como caballos valorados en miles de pesos.

Deja un comentario