La CNDH regaña a Velasco Coello

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, por deficiente seguridad y vigilancia por parte de las autoridades en el penal estatal El Amate, en el municipio de Cintalapa, que provocó la muerte de un interno.

La recomendación 04/2016, originada por la muerte de uno de los internos de origen tzotzil, señala que con este hecho lamentable se confirmó la falta de condiciones adecuadas para una estancia digna y segura en dicho centro penitenciario.

En una larga lista de deficiencia, la CNDH cita una falta de clasificación penitenciaria entre la población interna, deficiencias en medidas de seguridad y vigilancia en los dormitorios, así como un autogobierno en el penal.

“Esta situación colocó al interno fallecido en un estado de vulnerabilidad que derivó en la pérdida de la vida, que se traduce en la transgresión del derecho a la integridad personal en su agravio”, dice la recomendación.

De acuerdo al expediente en el que se basa dicho recomendación, señala que durante la mañana del 4 de agosto de 2014, el interno fue encontrado sin vida, colgado en el baño del caracol del segundo nivel del penal. La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Chiapas inició de oficio una queja, pero la CNDH ejerció la atracción del caso.

En la investigación, el organismo nacional corroboró insuficiencia en la vigilancia del penal, que permitiera cubrir las necesidades en las áreas donde los internos deambulan, al tener apenas 120 elementos de seguridad y custodia (varonil y femenil) en ambas guardias, ante una población de 2 mil 520 reclusos.

En la serie de recomendaciones contenidas en el documento, la CNDH insta el gobernador del estado entidad instruir a la autoridad penitenciaria a aplicar las medidas necesarias encaminadas a garantizar el derecho a la integridad personal de quienes están bajo su custodia, aumentar el personal de seguridad y vigilancia, así como erradicar el autogobierno, evitando que internos ejerzan funciones de mando que le competen al personal de seguridad y custodia.

Por: La Jornada

Deja un comentario