Gobierno de Peña beneficia con más de $4 mil millones a familiares de Murillo Karam

La empresa constructora Kouro Desarrollos, donde participan como socios los hijos del ex procurador Jesús Murillo Karam, así como su yerno y sobrino, durante la administración de Peña Nieto multiplicó siete veces sus contratos con recursos federales.

A su vez Itrio Arquitectos, propiedad de la sobrina de Murillo Karam incrementó cinco veces el monto en obras adjudicadas, mientras que Alvarga Construcciones, empresa asociada a Kouro, aumentó ocho veces más los contratos.

Cabe recordar que durante el sexenio de Calderón, entre 2010 y 2011, las tres empresas constructoras recibieron en conjunto de los recursos federales 634 millones de pesos, sin embargo con Peña, tan sólo en tres años han obtenido más de 4 mil 400 millones de pesos.

Kouro Desarrollos durante dicho periodo recibió mil 402 millones de pesos, por los proyectos del puente vehicular Antonio Madrazo, el cual fue entregado con fallas, y el Distribuidor Vial Benito Juárez, obra abandonada a la mitad.

Los socios fundadores de Kouro Desarrollos son Jesús Murillo Ortega, Carlos Castañeda Murillo, Gerardo Saade Kuri y Sandra Georgette Murillo Ortega, es la accionista mayoritaria.

Alvarga Construcciones de recibir 207 millones de 2010 a 2012, elevó mil 876 millones durante 2013-2015.

De 222 millones a mil 203 millones fue lo que recibió Itrio Arquitectos, en dichos periodos.

Grupo Roqueñí y Soluciones Globales, de donde es socio el sobrino de Murillo Karam, Gerardo Roqueñí Murillo, ha recibido 80 millones de pesos en contratos sin licitar del IMSS y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Asimismo la SCT gastó en las constructoras de la familia Murillo más de 2 mil 300 millones de pesos en 2013 y 2015 en obras carreteras y portuarias.

Los contratos millonarios los han ganado familiares del exprocurador sin licitar e incumpliendo convenios y no terminando las obras.

Por su parte los funcionarios de la SCT negaron que haya privilegios o favoritismo para los familiares de Murillo Karam, y descartó que exista un conflicto de intereses en la asignación de obras a la constructora del hijo de Murillo Karam.

“Cuando se presenta la licitación es por empresas, no por personas. Entonces, registras a una empresa, no a la persona ni a los socios”, declaró el funcionario.

Deja un comentario