FRANCIA EN PARO: ARTISTAS, FERROVIARIOS, PILOTOS, BASUREROS. ANUNCIAN GRAN PROTESTA PARA EL 14 DE JUNIO

9 de junio 2016.- El proyecto de ley de reforma laboral en Francia, sigue provocando protesta que desafían al gobierno de Francois Hollande. Con importantes sectores en paro o en huelga indefinida, como los ferroviarios, los pilotos, basureros, artistas y trabajadores del sector refinerías y de la electricidad de la CGT, Francia se prepara para dar la cara al mundo ante el inicio del torneo de fútbol Eurocopa que inicia el viernes 10 de junio, en ese país y para el gran paro nacional el 14 de junio.

La reforma laboral francesa va en la línea de las reformas neoliberales exigidas durante años por la Unión Europea, fue lanzada en febrero pasado y su presentación oficial fue el 9 de marzo. Desde entonces, las protestas de trabajadores, estudiantes, organizaciones sociales y sindicatos han ido en aumento. El proyecto acaba con derechos ganados como el horario laboral de 35 horas semanales, admite despidos colectivos con indemnizaciones rebajadas y lanza la posibilidad de las negociaciones directas entre trabajadores y patrones, por encima del código del trabajo y los convenios colectivos.

Las principales huelgas que paralizan a Francia son la indefinida del sector ferroviario, que dio inicio el 31 de mayo y la de los pilotos de Air France prevista del 11 al 14 de junio.

El paro entre recogedores municipales de basura y trabajadores de plantas de tratamiento, lo intenta paliar el gobierno contratando servicios privados.

En el sector de la energía, después de la afectación a la operación de las plantas de energía nuclear, se convocó a los trabajadores del gas y de la electricidad a sumarse a la huelga.

En medio de la creciente agitación se presentan situaciones como la ocurrida a la ministra de Trabajo francesa, Myriam El Khomri, quien mostró este miércoles su indignación por la protesta efectuada en su domicilio por trabajadores temporales del sector del espectáculo, que reclamaban tanto la retirada de la reforma laboral como la aplicación del acuerdo sobre su régimen de acceso al paro. La ministra dijo respetar a los opositores al proyecto de ley y el derecho a manifestarse, pero subrayó que esa forma de mostrar su rechazo “es inaceptable”.

La huelga de ferroviarios que llega a su décimo día, logra el anuncio de concesiones por parte del gobierno a través del primer ministro Manuel Valls, principalmente a la empresa estatal SNCF. Sin embargo, los tres sindicatos de la SNCF decidieron mantener la huelga, con la CGT al frente, cuyo líder, Philippe Martínez, ha sido el ala más crítica y dura contra el proyecto de ley presentado en marzo. Martínez es consciente del daño que puede hacer a la imagen de Francia un país paralizado durante un evento mundial como lo es la Eurocopa.

Huelga de electricidad en Francia: los trabajadores conectan la luz a hogares pobres

Una semana después de que la huelga comenzara a afectar a las plantas de energía nuclear, CGT hizo un llamamiento a los trabajadores del gas y la electricidad para que se sumaran a la huelga “frente a la terquedad del gobierno” con su imposición de la reforma laboral.

“No vamos a cortar las líneas de 400.000 voltios para hundir a Francia en la oscuridad, pero podemos cortar a los clientes industriales en distintos puntos”. Comentaron los voceros de la CGT. El martes pasado, los militantes sindicales dejaron sin luz la inauguración de la “Ciudad del vino” en Burdeos, justo en el momento en que Hollande se encontraba en el acto oficial.

Para ganar adeptos al movimiento de protesta, los trabajadores han cortado la electricidad en empresas y actos del gobierno, mientras la restituyeron en 300 mil hogares pobres con problemas para pagar la tasa, según informa el periódico Libération.

La gran protesta nacional se convoca para el 14 de junio

El punto culminante será el martes 14 de junio en la capital francesa, un día después de la llegada del texto de la reforma laboral al Senado. Para ese día han sido convocados trabajadores y estudiantes de toda Francia. Esperan superar la hasta ahora mayor movilización contra la reforma laboral que se produjo el 31 de marzo, cuando se manifestaron casi un millón de en diferentes ciudades.

El texto será examinado hasta el 24 de junio y se prevé su votación el 28, antes de volver a la Asamblea en caso de que se realicen modificaciones a la misma.

El 57 por ciento de los franceses creen que el Gobierno va a acabar por ceder e introducir modificaciones, según la encuesta más reciente, aunque hay división sobre la pertinencia de suprimir el texto.

Por su parte, el gobierno de Hollande, ha declarado que la única línea roja es que no retirará la reforma laboral.

PELIGRA LA EUROCOPA

14654731136771

La Eurocopa dará comienzo este viernes sin que el Gobierno galo haya sido capaz de poner fin a las huelgas y protestas que comenzaron ya hace más de dos semanas. “No creo que el movimiento social vaya amplificarse”, decía el primer ministro, Manuel Valls, a principios de mes cuestionando la continuidad de protestas que han sacudido especialmente a las refinerías, la compañía nacional de trenes SNCF y a Air France.

La aerolínea mantiene en pie el paro entre el 11 y el 14 de junio y los paros ahora también afectan a las empresas de recogida de basura en París y Marsella.

“Es un tema sobre el que no tenemos ningún control pero que nos preocupa”, aseguró esta semana a Le Parisien Jacques Lambert, Presidente del comité de organización de la Eurocopa.

Varios pesos pesados del partido socialista como la Ministra de Medio Ambiente y Energía, Ségolène Royal, o el Ministro de Finanzas, Michel Sapin, han cuestionado la posición de los sindicatos mayoritarios, con la CGT y su secretario general, Philippe Martínez, a la cabeza.

Imagen de Francia, en juego

Esta mañana, Sapin cuestionaba en France Info los bloqueos que, en su opinión, no tienen ya sentido, mientras que Royal acusaba a los huelguistas de no mirar por el interés del país , cuya imagen está en juego a menos de 24 horas de que empiece el torneo de fútbol europeo, para el que Francia espera recibir dos millones de visitantes.

Para el Ministerio de Finanzas, la Eurocopa es una buena manera de ayudar a dinamizar la economía francesa pero la situación social y la amenaza terrorista ponen en riesgo el atractivo del país, que sigue hasta finales de julio en estado de emergencia.

La SNCF, que lleva ya nueve días en huelga, se ha impuesto como el mayor peso en esta lucha contra la reforma laboral y, a pesar de que el Gobierno anunció este miércoles ayudas de casi 100 millones de euros para el sector, el sindicato del gremio ha anunciado que las protestas continuarán en Île de France y en otras regiones de forma indefinida tal y como anunciaron.

Teniendo en cuenta que el campeonato de fútbol se celebra en diez ciudades distintas del país,estos paros en trenes podrían afectar al desplazamiento de los que deseen acudir hasta ellas.

Huelga de basuras

Por otro lado, la huelga de basuras afecta principalmente a las ciudades de Marsella y Parísdesde hace varios días. Varios distritos de la capital han debido ser intervenidos por las fuerzas del orden tras los bloqueos en garajes de basura y estaciones de los camiones de recogida impidiendo que éstos no puedan vaciarse o salir del aparcamiento. El ayuntamiento de París ha acusado directamente en un comunicado a “algunos militantes de la CGT” por esta acción.

Las autoridades de Marsella han pedido a los sindicatos que desbloqueen el acceso “vital” al incinerador de Fos-sur-Mer, cerca de la ciudad costera, aunque por el momento la llamada no ha tenido efecto.

Sí que ha vuelto a la normalidad la recogida de basuras en la ciudad de Saint-Etienne, en el centro del país, que acogerá cuatro partidos durante la Eurocopa, por lo que las ‘fan-zones’ abrirán con normalidad. Las reivindicaciones del sector basurero son salariales y no guardan relación con la reforma laboral.

El movimiento que más preocupaba al Gobierno hace dos semanas, el de carburantes, sigue bloqueado en cinco de las ocho refinerías de Francia, en concreto las de la compañía Total, aunque todas las estaciones de servicio han sido nuevamente aprovisionadas de combustible y la situación parece estar relativamente controlada.

Tampoco en el aire la situación se calma, las negociaciones este miércoles entre la dirección de Air France y el sindicato no han cuajado por lo que este mantiene la amenaza de huelga entre el 11 y el 14 de junio; en este caso la protesta también guarda relación con demandas específicas de los trabajadores de la empresa que denuncian un desmantelamiento progresivo de la compañía en favor de KLM.

Precisamente ese 14 de junio, los sindicatos nacionales han convocado nuevamente protestas y huelgas nacionales contra la reforma laboral que se repetirán también el 23 de junio cuando el Senado debe votar el texto antes de que este vuelva a la Asamblea Nacional.

Deja un comentario