Federación, municipios y estados deben a los Hank el equivalente al 37% de la deuda del país: PODER

El 37 por ciento de la deuda del Gobierno federal y de los estados y municipios tiene por acreedores a una sola familia, marcada por un historial que fusiona el poder político con el poder empresarial: Los Hank González.

El Presidente Enrique Peña Nieto y Carlos Hank Gonzalez director de Grupo Financiero Interacciones al termino de la presentación “La Banca de Desarrollo: avances y perspectivas”, realizado en la residencia oficial de los pinos.
Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 11 de junio (SinEmbargo).–La familia Hank González es uno de los grandes acreedores de los pasivos de los gobiernos federal, estatal y municipal: estas entidades le deben 202 mil 690 millones de pesos, lo que representa, por ejemplo, el 37 por ciento de la deuda total adquirida por la administración federal.

A través de los grupos financieros Interacciones y Banorte, que pertenecen a Carlos Hank Rhon (padre) y Carlos Hank González (hijo) respectivamente, éstos empresarios controlan actualmente el 45 por ciento de la deuda de estados y municipios del país, cuando apenas hace una década administraban sólo 9.7 por ciento, de acuerdo con un análisis realizado por la organización Proyecto PODER. Lo anterior, es una cifra importante considerando que existen un total de 47 bancos en el mercado mexicano.

Hace una década, refiere PODER, ambos bancos administraban apenas el 9.7 por ciento de la deuda total de las entidades gubernamentales. Hoy concentran la mayor parte de la deuda gubernamental de entre los 47 bancos que existen en el mercado mexicano y van por más. “En los últimos 10 años, Interacciones ha incrementado 17 veces la cartera de crédito otorgada a entidades federativas y municipios, sumando un total de 61 mil millones de pesos. Y, hace unos días, anunciamos un ambicioso programa para duplicar esta cifra en los próximos tres años”, anunció Hank Rhon en 2014.

En poco tiempo la familia podría dominar también la deuda que contratan los órganos descentralizados y desconcentrados, como Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE). En lo que va del sexenio de presidente Enrique Peña Nieto sus bancos incrementaron la participación en el otorgamiento de crédito a estas entidades, del 9 por ciento al 26 por ciento. Hoy PEMEX representa el 5 por ciento del total de la cartera de crédito -tan sólo- de Banorte. Sin embargo, la delantera aún la tiene Bancomer con una concentración del 33 por ciento de la deuda contraída por estas entidades.

Sin embargo, éste éxito bancario, podría deberse a no sólo una capacidad y visión empresarial, sino también a las relaciones que por años la familia Hank Gonzales ha mantenido con importantes figuras de la política nacional, considera la organización

La convergencia del poder político y económico, parecen ser la formula que ha llevado a ésta familia a convertirse en una de las adineradas de México. Pues el hoy fallecido Carlos Hank Gonzales (Abuelo), – homónimo del hijo de Carlos Hank Rhon, su nieto- fue un respetado miembro de la élite política Priísta, fundador del Grupo Atlacomulco, al cual pertenece Enrique Peña Nieto.

La fama en el ámbito político de Carlos Hank González (abuelo), así como sus conexiones con ex funcionarios y funcionarios públicos, pasaron a sus herederos, quienes también han incursionado en la política mexicana.

Hank González fue una pieza clava del llamado “Grupo Atlacomulco”, que desde el Estado de México, controla a la clase priista. de 1969 a 1975 se desempeñó como Gobernador del Estado de México. A lo largo de su vida política acumuló cargos, poder y dinero que lo llevaron a ser Secretario de Estado.  No pudo alcanzar la Presidencia de la República, debido a que su padre era alemán.

Carlos Hank Gonzalez, Carlos Hank Rhon y Enrique Peña Nieto. Foto: Especial

Carlos Hank Gonzalez, Carlos Hank Rhon y el Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Especial

La cercana relación entre la actual Familia presidencial y la familia Hank González, tiene su prigen -aparentemente- en la decisión de Carlos Hank Rhon, de abandonar la contienda interna del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de cara a las elecciones para la gubernatura del Estado de México en 2004, permitiendo que Peña Nieto representara su partido.

De acuerdo con el análisis realizado por Proyecto PODER, en 2016, se promulgó la Ley de Disciplina Financiera, impulsada por el Presidente de la República, la cual permite pagar las deudas de estados y municipios, con “recursos federales, mismos que se dejarían de invertir en partidas como obra pública, educación, salud y otras necesidades sociales”.

Ésta medida beneficia a banqueros – tal es el caso de la familia Hank- pues les ofrece la garantía del Gobierno Federal sobre los créditos otorgados a las entidades públicas.

Sin embargo los créditos bancarios al Gobierno, no son el único ámbito en el que la familia Hank González ha incursionado- o planea incursionar- , pues son conocidas sus inversiones en el sector hotelero, energético y de infraestructura. La mayoría de dichos proyectos, producto de concesiones públicas.

“La presencia de funcionarios y ex funcionario públicos, no se limita al círculo de amigos de ésta familia, también forman parte de un grupo de asesores que contratados y ubicados en puestos estratégicos dentro de sus empresas, les otorgan grandes ventajas como inversionistas, sobre todo en lo relacionado al plano gubernamental. Entre ellos, destacan el ex subgobernador del Banco de México, ex Subsecretario de Hacienda y la coordinadora de los trabajos de negociación en servicios financieros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, entre otros ex trabajadores de Gobierno cuyos conocimientos de las políticas publicas de nuestro país ahora sirven a los intereses de los Hank González”, afirma.

De acuerdo con Proyecto PODER “apoyados por un sólido grupo de ex funcionarios públicos, los Hank González están dando pasos solidos para incrementar su participación como prestamistas del Gobierno. El proceso que los llevará a tener cuantiosas ganancias se realiza a espaldas de la ciudadanía”.

Aunque las inversiones de la Familia Hank González han levantado sospechas, incluso acusaciones de corrupción, nunca han sido condenados. Sin Embargo, éstas sospechas se fortalecen debido a la negativa del Grupo Financiero Interacciones, para que el Gobierno Federal, proporcione información sobre las condiciones bajo las cuales se contrata la deuda, a pesar de tratarse de recursos públicos.

Deja un comentario