Falta de oportunidades laborales hace presa de los trabajadores con sueldos míseros

José Rivera

Tonalá, 5 de mayo de 2016, Cada año egresan cientos de jóvenes de diversos planteles educativos de nivel medio y superior como técnicos o con licenciatura, quienes se quieren incorporar de forma inmediata al campo laboral, con la finalidad de poder obtener ingresos económicos y así poder contribuir a los gastos de la casa y continuar sus estudios profesionales, así lo dio a Conocer Elizabeth Ramos Peregrino, egresada de la licenciatura en administración.

Quien además dijo, Al paso del tiempo te das cuenta que la realidad es otra, pues los jóvenes no encuentran trabajo, porque hay muy pocas oportunidades para laborar en empleos dignos y las que existen están muy mal pagados con sueldos míseros y turnos prolongados que van de 10 a 12 horas incluso en turnos nocturnos, sin prestaciones, sin seguridad social, donde los jefes te piden cooperación para todo, o se insinúan.

Muchos de estos jóvenes, originarios de las zonas pesqueras que venían con sueños de regresar al mar y poder hacerlo mas productivo, o explotar su potencial turístico, se han tenido que ocupar en otras áreas ajenas a su carrera profesional u ocuparse como choferes de taxis, empleados en algún ayuntamiento, comerciantes, o en el peor de los casos han tenido que emigrar, desintegrándose las familias, dejando a sus viejos en el abandono, como consecuencia de las pocas oportunidades laborales que existen.

Con la mochila llena de esperanzas han acudido a varias empresas, dependencias e instituciones para ofrecer sus servicios, les piden curriculum que quedan almacenados en el olvido, pues la mayoría de los empleos no se dan por capacidad o aptitudes sino por mero compadrazgo, obligando a los jóvenes a hacer lo que al jefe en turno le venga en gana aunque esto contravenga sus principios formativos.

De las pocas oportunidades laborales que existen destacan las tiendas de autoservicio, departamentales, locales de comida rápida, perfumerías, centros de copado, los salarios son muy bajos y los horarios de trabajo muy complicados, por eso siempre hay vacantes, muy pocos aguantan esas condiciones”.

Deja un comentario