EU entrega el control de dominios de Internet a entidad global

El cambio forma parte de un plan para “privatizar” Internet que Estados Unidos tiene desde hace décadas. Quienes respaldan esta medida aseguran que ayudará a mantener la seguridad alrededor del mundo.

Regeneración, 2 de octubre de 2016.- Tras 20 años administrando la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), Estados Unidos renunció a su poder sobre el sistema DNS (que traduce los nombres de dominio a las direcciones IP de los servidores de la red) y éste quedó a cargo de una entidad global sin fines de lucro.

La llamada “zona raíz” de la Red, a partir del sábado pasado, queda a cargo de un grupo interdisciplinario integrado por ingenieros, académicos, empresarios, grupos de gobierno y organizaciones no gubernamentales.

De acuerdo con El Telégrafo, este cambio forma parte de un plan para “privatizar” el Internet, que Estados Unidos tiene desde hace décadas.

Quienes respaldan esta medida aseguran que ayudará a mantener la seguridad alrededor del mundo. Sin embargo, la decisión fue severamente criticada por algunos políticos estadounidenses conservadores y sus simpatizantes; argumentan que se trata de un “regalo” de Washington a regímenes autoritarios que podrían tomar el control.

Stephen Crocker, jefe de ICANN expresó en un comunicado su punto de vista y proyectó las consecuencias de este cambio:

“Esta transición estaba prevista hace 18 años, con el incansable trabajo de la comunidad internacional de internet, que elaboró un borrador para una propuesta final para hacer esto realidad. Esta comunidad validó el modelo del grupo multidisciplinario para la gobernanza de Internet, que muestra que el modelo de gobernanza esta definido con la inclusión de todas las voces, incluidos los empresarios, académicos, técnicos expertos, sociedad civil, gobiernos y muchos otros, como la mejor manera de asegurar que el Internet de mañana seguirá siendo libre, abierto y accesible como el Internet de hoy”.

 

Con información de agencia AFP, El Telégrafo, Gizmodo.

Deja un comentario