EPN LE DECLARA LA GUERRA A LOS CHIAPANECOS

 

• Miles de agentes federales llegan a Chiapas y no creemos que para elogiar a marchistas.
• Se prevé la auto toma de carreteras y la presencia de infiltrados.

MIGUEL ANGEL CARRILLO BARRIOS/ALP/MÉX.-Tuxtla Gutiérrez, Chis. Ante el anuncio de que serán decenas de miles de chiapanecos que el día de mañana domingo se movilizarán en la búsqueda de una razonada, negociada y prudente solución a decenas de demandas, así como la abrogación de la evaluación punitiva en perjuicio de decenas de miles de docentes, la respuesta del gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto fue el envío de miles de agentes federales, presumiblemente para sosegar, aunque sea con las balas, el garrote, la cárcel y hasta la vida de los manifestantes.

Si se presume de una negociación a nivel nacional o internacional, todo es falso, una falacia de una solución negociada; los hoteles de Chiapas, principalmente de Tuxtla Gutiérrez, están repletos de agentes de la policía Federal que desde ayer empezaron a hacer acto de presencia y exhibiendo su poderío represivo, como armas, miles de granadas lacrimógenas, de balas de gomas y cartuchos de guerra que los uniformados utilizan en las armas que portan airosamente en el cinto del pantalón.

Los pueblos de Chiapas, su gente, las personas de paso y sobre todo los extranjeros que llegan a conocer la grandeza histórica, colonial post-colonial se asombra observar a tantísimo uniformado que enfilan el cañón de su arma hacia la humanidad de los visitantes y sobre todo los habitantes.

Muchos han acuñado la frase al decir que el propio presidente de México, Enrique Peña Nieto le declara la guerra a los chiapanecos, a esa gente que en 1824 decidió (en mala hora) unirse a la federación; a ese pueblo que tiene pendiente un segundo plebiscito para decidir su continuidad o rechazo de seguir formando parte de México. Declararle la guerra a ese Chiapas que aporta petróleo, energía eléctrica y una gran cantidad de materia prima, sería un grave error y facturas que Peña Nieto dejaría pendiente para el 2018.

Hoy y a pesar que Chiapas está convertida en una zona de guerra y una entidad donde la gobernabilidad ha dejado de existir, su gente no se inmuta, no se acobarda ni tiene nada que perder; siempre ha sido una entidad ninguneada, rechazada y socialmente relegada por todas las administraciones presidenciales desde aquel funesto y nefasto día en que declaró su anexión a la federación.

Sí habrá marcha y esta vez será mayor que la mega marcha anterior. No faltarán infiltrados a los que seguramente los grupos coordinados que marcharán, se verán en la penosa necesidad de detenerlos, desnudarlos, exhibirlo en una primera vez, ya que la consigna es que sujeto que sea sorprendido ultrajando, robando o lesionando los bienes de los habitantes, podrían correr el riesgo de ser quemados, como se tiene acordado en caso extremo.

Se está programado para mañana domingo que marchen grandes masas sociales como el magisterio en su totalidad, organizaciones campesinas, populares, transportistas, burócratas, padres de familia, alumnos de diversos niveles educativos, trabajadores de salud, a creedores del gobierno del Estado y se tienen programados refuerzos de docentes de otras entidades del país.

Extraoficialmente se dejó filtrar información que grupo de choque enviados por el mismo gobierno tratarán de bloquear el acceso a manifestantes, así como a provocar un encontronazo, ya sea al iniciar la marcha o durante el trayecto y de esa forma justificar la presencia policíaca y la captura de gran cantidad de manifestantes que se enfrenten sin omitir que los grupos de choque serán llevados y dejados en libertad horas o días después.

Sería sugerible que los grupos de marchistas guarden todas sus precauciones y observar el peligro que representan esos grupos que podrían emanar desde las mismas bases, pues no hay que olvidar que el magisterio pretende iniciar su plantón y huelga nacional a partir del día de mañana mismo de acuerdo con lo establecido en la asamblea nacional.

Deja un comentario