EL PLAN B DEL PRI CHIAPAS

Roger Laid

Punto y Coma;

EL PLAN B DEL PRI CHIAPAS

Sin duda que el junior priista Roberto Albores Gleason no ha perdido la esperanza de lograr la candidatura que antes de ser “lord prospera” él era el amo y señor por encima de cualquier acuerdo local, hoy ha iniciado una vez más su camino a la oportunidad de ser el ungido del tricolor entregando un calendario de papel y un cilindro para agua ¿Se imagina? en ese nivel tiene a sus conciudadanos, eso valemos usted y un servidor para él.

Los priistas han cambiado del regalo de pozol u horchata en pipa, al regalo de pantalones, despensas, algunas monedas o tarjetas rosas como lo hacen actualmente, en concreto, no han cambiado el formato y lo que buscan es comprar conciencias para llegar al voto. Aunque esa forma de operar no es solo del PRI sin embargo son ellos los que se atreven a ofrecer disculpas para señalar que esta vez sí van a cambiar.

En el caso del Presidente del partidazo en Chiapas el Senador Roberto Albores Gleason, no se le observa grandes relaciones y aceptación entre diversos grupos priistas, al interior es señalado de haber vendido al partido, además de haber negociado gran parte de las candidaturas a presidencia municipal mismas que se perdieron por falta de liderazgo y exceso de ambición, acción que también es catalogada como entreguismo a la parte institucional, es decir al gobierno actual.

La entrega de un almanaque y un vaso de plástico es una excelente oportunidad para que usted vea a un junior Senador Roberto Albores Gleason que hoy se acuerda que hay que visitar a la sociedad (lo pudo hacer con la militancia, pero ni eso hizo).

Son diferentes grupos que tienen en un concepto diferente al Senador Albores, pues la oportunidad que tuvo de servir no la utilizo y si se encargó de negociar obras con sus cercanos colaboradores y bajar proyectos que luego en porcentaje le redituó excelentes ganancias. La acción que operó utilizando el programa federal PROSPERA puso en grave peligro la poca credibilidad que tenía el PRI (no el Senador que ya la había perdido). Hoy en el estado de México muchos de esos operadores que mal hicieron su labor y que en nuestro estado están completamente quemados son llamados “mapaches” y es lo mejor que pudieron enviar de Chiapas a las elecciones del domingo 4 de junio como una muestra de unidad en el partido del PRI, desde luego destrozando el espíritu de la democracia que poco importa al partido en el poder y al mismo gobierno local.

Pero en el tema que refiere a nuestro estado sureño, decíamos que la mala imagen del Senador Roberto Albores Gleason, además del mal trabajo político que realizo formando un grupo muy selecto con el que logro buenos recursos económicos que pretende ir acumulando para trabajar una candidatura que aún no le llega y que se ve un poco atropellada luego que, ante sus errores de atención a la militancia ha permitido que los grupos sociales afines al partido además de ciertas organizaciones sociales empiecen a nombrar al Secretario del Campo José Antonio Aguilar Bodegas (Josean) como una opción o plan B luego que el Senador logro un distanciamiento a sus pretensiones ante un partido tricolor que hasta hace un par de meses solo tenía la atención para el hijo del exgobernador chiapaneco con una historia importante y una inteligencia suficiente a la que el junior no podrá igualar.

El posicionamiento del Secretario del Campo José Antonio Aguilar Bodegas ha sido bajo una metamorfosis que seguramente se convertirá en una pesadilla para el comiteco que ante la seguridad de llegar a la candidatura solo se atrevió a menospreciar a la militancia que hoy está levantando la mano viendo a un plan B e incluso, de decidirse el funcionario estatal se irían por consulta a las bases y eso es mortal para el Senador que este año no le ha atinado a los puntos a su favor y que tiene en contra a la militancia como resultado de su mal trabajo.

Desde luego, de obtener un triunfo el PRI en el estado de México, este Senador sentirá que ya la tiene segura, sin embargo son los priistas quienes no aceptarían una derrota llevando como candidato a quien no atendió a la militancia como Presidente del partido, menos a la sociedad chiapaneca.

LAS OBSERVACIONES DE LA ASF

La Auditoria Superior de la Federación no ha sido convencida de que en Chiapas no se desviaron miles de millones de pesos que serían utilizados en favor de chiapanecos de acuerdo a diferentes programas federales. Las observaciones ponen en evidencia a la cuenta pública del 2015 y dejan muy en claro que esta administración no es digna de confianza y que es desde el 2011 el centro de atención para los auditores.

“La existencia de recursos no ejercidos o no aplicados con oportunidad es injustificable ante carencias sociales apremiantes, como la insuficiente disponibilidad de medicinas en las unidades de salud, personas sin acceso a servicios básicos, infraestructura educativa en condiciones inadecuadas y población que debe seguir en espera para la atención de sus demandas de servicios, entre otras situaciones” detalla la Cuenta Pública.

Mientras el gobierno no presenta un verdadero ejercicio de responsabilidad considerando que políticamente tienen la mejor salida y más si acuden sus mapaches al apoyo de las elecciones del estado de México este 4 de junio ¿Es lo que esperan para saldar la cuenta? ¿Para que dejen de ser observados? ¿Hasta allí llegan los acuerdos?

Deja un comentario