EL GRAN FRAUDE CON LA PRESA “CHICOASEN II” EN CHIAPAS

IMG_20160408_210813EL GRAN FRAUDE CON LA PRESA “CHICOASEN II” EN CHIAPAS
• Miles de personas están siendo engañadas y extorsionadas; ya tienen trabajo les dicen.
• El proyecto hidroeléctrico está suspendido, CFE adeuda y pretende engañar a ejidatarios.
MIGUEL ANGEL CARRILLO BARRIOS. ALP/ Tuxtla Gutiérrez, Chis. Algunas de las instalaciones de la presidencia municipal de San Fernando, a cargo de Raúl Martínez Paniagua, están siendo utilizadas para la comisión de un cuantioso fraude a nombre del Proyecto Hidroeléctrico “Chicoasén II y III, que se pretende crear en tierras ejidales del municipio de Chicoasén, Estado de Chiapas.
Desde hace algunos meses, varios sujetos que ocupan como sede algunas instalaciones de la presidencia de San Fernando, así como en otros domicilios identificados en el Campamento Juy Juy, del mismo municipio; otros identificados en la cabecera municipal de Soyaló y Bochil, se han dado a la tarea de ofertar empleos en los dos complejos hidroeléctricos mencionados, cobrando a cada uno de los “futuros obreros” una suma de 100 para ser tomados en cuenta.
Uno de los vivales de nombre Edilberto López es quién se aboca a recoger los documentos de los que aspiran ser obreros, mismos que entre otros son acta de nacimiento, CURP, constancia de domicilio, teléfono celular del interesado o de algún familiar, credencial de elector y se les da a cambio una credencial con las siglas SUMITSIN dependiente de la CTM.
Algunos de los dirigentes del (Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), los dirigentes de la CTM y de la empresa de Ingenieros Civiles Asociados (ICA), se han deslindado de la acción de los vivales y dijeron que CFE y la ICA, no están llevando a cabo contrataciones de ninguna naturaleza.
Según nuestra fuente informativa indica que constantemente Edilberto López y otros que se dicen ser titulares del SUMITSIN, convocan a reuniones en la alcaldía de San Fernando donde se puede observar el vaivén de miles de personas que se reúnen de manera separada y en diversos días en donde se les asignan los empleos, cargos o comisiones que desempeñarán tan pronto se reanude la obra.
Por el otorgamiento de espacios, se les piden fuertes sumas de dinero que van desde los 5 hasta los 30 mil pesos y a cambio se les entrega un recibo informal con el que deberán presentarse en la obra tan pronto se reanude. Por ejemplo, algunas damas ya están asignadas como cocineras en categorías de la “A” a la “C”, encargados de materiales, de transportes y de todos y además los cargos de jefes de personal, son caros y se cotizan entre los 30 a 40 mil pesos, sumas que deben ser entregadas inmediatamente que son enlistados dentro de los “beneficiados”.
Cabe mencionar que las obras están detenidas debido a un conflicto que la CFE tiene con los ejidatarios de Chicoasén, debido a que los campesinos reclaman el pago de tierras ejidales que fueron anegadas bajos las aguas de la Central Hidroeléctrica Manuel Moreno Torres, mejor conocida como “Chicoasén”.
Los campesinos dijeron que en tanto no les paguen las tierras que les adeudan y se cumplan las promesas que se les hicieron desde 1980 relacionadas con la introducción de agua potable para los habitantes del pueblo, la reparación de las calles y la carretera, no permitirán que las obras mencionadas reinicien.
Demandan además que haya un estudio adecuado sobre la construcción de las presas pues tienen temor que ellos, por estar situado el pueblo a más de 200 metros bajo el nivel de la presa Chicoasén, puedan tener algunos problemas y además, que se les permita que sean ellos ser los dueños de los locales comerciales que se establezcan sobre las márgenes del Rio Chicoasén y los que se ubiquen dentro de la obra.

Deja un comentario