Funcionario de gabinete de MAVECO un ladrón

2011, tan solo en una auditoría realizada a la gestión del ahora funcionario estatal, dio como resultado un desfalco de casi 5 millones de pesos

Pese de haber dejado un desfalco por 5 millones de pesos a su paso como presidente municipal de Tecpatán, Luis Enrique Aguilar Márquez en el 2013, fue nombrado como director del Instituto de Desarrollo de Energías del Estado de Chiapas y hasta la fecha permanece como funcionario del Gobierno del Estado.

Pese a que el Órgano Superior de Fiscalización del Congreso del Estado (OSFCE) detectó irregularidades, desfalcos y malas prácticas en la cuenta pública en el ejercicio fiscal 2011, no se actuó conforme a la ley.

Todo ello puede confirmarse en el Dictamen del Informe del Resultado de la Revisión y Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de cuando Aguilar Márquez fue alcalde, el cual manifiesta que con motivo de la auditoría número 126/2012, practicada a la Cuenta Pública Municipal 2011 del Ayuntamiento de Tecpatán, Chiapas, de la cual, evidentemente, se detectaron irregularidades, graves todas, puesto que en todo momento los recursos fiscalizados, sin dinero público, es decir, de sus habitantes.

Las conclusiones de dicha Revisión explicaron que en 2011, se auditaron 97 millones 460,876 pesos, que representaron el 76.82 por ciento respecto de los ingresos obtenidos y 34 millones 187,739 pesos, que constituyeron el 31.79 por ciento en lo correspondiente a los recursos ejercidos por el Ayuntamiento.

Adicionalmente se revisó el cumplimiento de las disposiciones normativas en materia de información y documentación por 73 millones 361,575 pesos y los saldos al 31 de diciembre de 2011, de las cuentas de activo y pasivo por un monto de 22 millones 866,124 pesos.

Derivado de la fiscalización, 12 resultados dieron a conocer un total de 14 observaciones con relación a un impacto económico de 4 millones 884,623 pesos y la recomendación de acciones para mejorar las prácticas de gobierno. Lo anterior indica, por ende, que no supo dirigir su administración a causa de faltantes que casi alcanzaron los 5 millones de pesos.

Es importante aclarar que este Informe del Resultado fue producto del trabajo profesional, multidisciplinario e independiente del personal de la Auditoría Superior del Estado, en cumplimiento del Programa Anual de Auditorías, Revisiones, Visitas e Inspecciones.

Luis Márquez, por supuesto, gracias al cobijo y protección de otros funcionarios y operadores gubernamentales, como su suegro el doctor Rodolfo Calvo Fonseca, quien ahora busca por las malas ser rector de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) y que además realizó negocios con el ex alcalde por ello no fue denunciado, investigado ni procesado por estos señalamientos.

Incluso Harvey Gutiérrez Álvarez, quien ostenta el cargo de presidente del Instituto de Administración Pública (IAP) del estado de Chiapas, le brindó protección e inmunidad, apoyándolo por encima de la ley, favoreciéndolo con la finalidad de mantenerlo impunemente en el Gobierno y  promoviéndolo para cargos públicos como el que ahora “desempeña”.

Cabe recordar que la Secretaría de la Función Pública (SFP) del estado ha encontrado observaciones respecto al actuar y sobre todo en las acciones emprendidas por Aguilar Márquez al frente del Instituto de Desarrollo de Energías del Estado de Chiapas, derivado de irregularidades, por supuesto.

Pese a todas esas irregularidades no se procedió legalmente, sino todo lo contrario, ya que hasta se le premió con la dirección del Instituto de Desarrollo de Energías del Estado de Chiapas desde el 2013.

Deja un comentario