Denuncian al director transito por corrupcion

Por actos de corrupción y supuestos nexos con el crimen organizado, fue denunciado el Director de Transito del Estado Carlos Esponda Montesinos, que a decir del personal a su cargo, se ostenta como profesionista y nunca paso por una universidad.

El oriundo de Cintalapa, y mejor conocido por el apodo del “tlacuache” por transa y bandido, ha defraudado a casi todo el pueblo además de ser el peor candidato del PRI en Cintalapa el cual ocupo el último lugar en las elecciones pasadas.

Señalan que es un hombre con problemas de drogas y alcoholismo y no entienden como siga manteniéndose en un puesto de Director a nivel estatal.

Se presume que se debe a sus nexos con mafias de delincuentes, que ni el detector de mentiras ni el examen toxicológico han encontrado las grandes cantidades de cocaína y alcohol que consume a diario y por lo cual constantemente se ausentan por varios días de su trabajo.

Señalado en muchas ocasiones por elementos de tránsito del estado por venta de plazas, permiso y cambios de ubicación, extorsiones de tres a cinco mil pesos por elemento, según el favor que realiza a través de su aliado Armando Orantes Jiménez que se desempeña como coordinador de delegados.

Denunciaron que una de sus últimas fechorías de estos funcionarios fueron las jugosas ganancias en la venta de licencias a extranjeros, misma que fue detectada por Hacienda del Estado, se encontraron dos mil licencias en poder de estos dos funcionarios públicos.

Además de otras mil licencias que habían declarado desaparecidas en la delegación de San Cristóbal; razón justa al detectar este fraude, hizo que Hacienda del Estado quitara el poder de emitir licencias y todos los trámites a la Dirección de Tránsito del estado, donde estos corruptos hacían negocios con la venta clandestina de permisos vehiculares y otras prebendas.

La denuncia realizada por delegados señala que los extorsionan a cada momento, en donde los delegados tienen que pagar sus borracheras y drogas que consumen; que van desde los 30 a 50 mil pesos por fiestas particulares que organizan.

Deja un comentario