Chiapas vive una ausencia operacional politica que puede ocasionar un estallido social

Chiapas se encuentra en una condición en la que se vive una sobrecarga de problemas y conflictos y una ausencia en la operación política; situación que puede llegar a ocasionar un nuevo estallido social de consecuencias irreparables.

El nombramiento de Juan Carlos Gómez Aranda como secretario de gobierno, no mejoró las condiciones de gobernabilidad que Chiapas requiere; aún y cuando cuenta con una experiencia indiscutible, un trato amable y generoso y una madurez en su conducción política, pero que no posee la personalidad, la energía y el carácter que se necesita en las condiciones de caos que prevalecen en varios puntos de la entidad.

 

Al inicio de este gobierno fue designado como Secretario de Planeación y se le autorizó la integración de una supersecretaría, en donde se le trasladaban responsabilidades de la Secretaría de Hacienda y del Instituto de Comunicación Social, pero los resultados de ese trabajo fueron intrascendentes, como para hacerlo responsable del manejo de la política interna.

En este momento existe una acumulación de conflictos y Chiapas es un polvorín, aunque se pretenda ocultar todas las muestras de inconformidad social que hay en el Estado. En este gobierno han existido hechos de sangre que han quedado impunes, que refleja los niveles de violencia que prevalecen en las comunidades.

Al respecto no se puede olvidar el asesinato en Las Margaritas del profesor Galeano, que produjo una condena internacional en contra del gobierno mexicano y que provocó la desaparición del subcomandante Marco para que renaciera Galeano. Está el suceso del caso de un niño muerto en una confrontación entre grupos en la comunidad de San Antonio del Monte en San Cristóbal.

En Chilón han existido varios asesinatos: en un desalojo de un predio invadido por la ORCAO, fueron asesinados varios militantes de esa organización. Pero también está el caso de los responsable de los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, en Bachajón, que fueron asesinados, Juan Vázquez Guzmán, el 23 de abril del 2013 y Juan Carlos Gómez Silvano el 21 de marzo del 2014.

Está el caso de los suceso en la comunidad Ermita La Aurora, en marzo del 2015, en el municipio de Pueblo Nuevo de Solistahuacán, en donde un enfrentamiento armado produjo la muerte de cuatro personas.

En horas previas al inicio de la jornada electoral del 19 de julio del 2015, hubo un enfrentamiento armado en Venustiano Carranza en la que se reportaron 4 heridos.

Las condiciones de violencia prevalecen en distintos puntos del territorio, en la que con frecuencia existen desplazamientos de personas por diversos motivos y en donde la contienda electoral de este año dejó rastros de conflicto y enfrentamiento en distintos municipios indígenas, en la que ayer se anunció una agrupación entre ellos y convocan a una movilización para el 12 de enero.

Situación que desde ahora se debe prever que puede existir una escalada de movilizaciones y conflictos previo a la visita del Papa, coyuntura que el movimiento magisterial va a buscar aprovechar en su lucha en contra de la Reforma Educativa.

El escenario es propicio para que distintos grupos de interés obtengan provecho en la coyuntura que representa la visita del Papa y no se percibe que exista la negociación política por parte del gobierno del Estado, que construya y posibilite mejores condiciones de gobernabilidad.

Retomado de contrapoder IMG_20160130_134345

Deja un comentario