Chamaquean de nuevo al Niño Verde

Por Eugenio Pacheco  México 06 Sep 2016 El senador Jorge Emilio González Martínez, trató infructuosamente de convencer a los diputados para reintegrarse  al bloque legislativo. CHETUMAL, Q. ROO.­

 El senador con licencia Jorge Emilio González Martínez, el “Niño Verde”, trató infructuosamente de convencer a los diputados JuanCarlos Pereyra Escudero, Candy Ayuso Achach y Javier Padilla Balam para reintegrarse al bloque legislativo de la coalición PRI­PVEM­Panal  a fin de recuperar el control del Congreso del Estado.

Con el rostro desencajado y visiblemente molesto, el “Niño Verde” llegó al recinto legislativo poco después de las nueve de la mañana de este lunes, acompañado del dirigente estatal del PRI Raymundo King de la Rosa.

A su ingreso por la entrada sur del edificio, ambos se encontraron con el delegado nacional del Partido Nueva Alianza, Ricardo Heredia Duarte, a quien de inmediato abordaron. Ahí comenzaron los reclamos airados por los presuntos acuerdos que el Panal, a través de su diputado Javier Padilla Balam, sostiene con el bloque mayoritario integrado por las fracciones parlamentarias del PAN, PRD, PES y Morena, los cuales desde el viernes pasado le arrebataron el control legislativo al PRI y al Verde Ecologista.

­­¿De qué se trata?, ¿dígame de que se trata delegado?, ¿cómo vamos a quedar?, ¿cómo vamos arreglarlo delegado?­­, inquiría airadamente el “Niño Verde” a Heredia Duarte.

Cuando reporteros y fotógrafos se acercaron para realizar su labor, el senador con licencia jaló al delegado del Panal para conducirlo al cubículo asignado al diputado José de la Peña, donde permanecieron reunidos por más de 20 minutos. Aunque al salir ninguno de los dos personajes quiso hablar sobre el contenido de la charla, más tarde se confirmó que el “Niño Verde” no logró persuadir al diputado de Nueva Alianza, Padilla Balam, quien se mantuvo al lado del bloque mayoritario y fue designado como presidente de la Comisión de Asuntos Municipales y ocupa un lugar en la Gran Comisión.

Algunos de los acompañantes del “Niño Verde” revelaron a los reporteros que, antes de arribar al recinto legislativo, visitaron la clínica “Carranza” en Chetumal en busca de la diputada priista Ayuso Achach, quien previamente se declaró enferma, y con gritos pretendió obligarla a asistir a la sesión para recuperar la votación a favor de la coalición PRI­PVEM­Panal.

Tuvo que intervenir el médico que atendía a la diputada para pedir calma y argumentó que ella había sido internada “para observación por un problema de salud que le impedía salir a la calle”.

Después de varios intentos por evadir dar  declaraciones sobre estos acontecimientos, el “Niño Verde” fue abordado por reporteros ante quienes externó sus reclamo por el hecho de que el diputado Padilla Balam no respetó los acuerdos suscritos por la alianza, mismos  que lo llevaron a ocupar la curul.

Con la misma molestia, acusó a la diputada Ayuso Achach de fingir una enfermedad e internase para favorecer al bloque contrario a sus partidos. Pero con quien el “Niño Verde” desató toda su furia fue contra el diputado Pereyra Escudero, por haber renunciado al PRI en la víspera para declararse diputado independiente. Molesto, el senador con licencia denunció que Pereyra Escudero fue beneficiado con una notoria pública para su familia y también con la diputación plurinominal que ahora ostenta, aunque no dijo a cambio de qué le dieron tales beneficios.

Por último, arremetió contra el gobernador electo Carlos Joaquín González al acusarlo de operar para que los diputados “traidores” abandonaran el proyecto del PRI y del Partido Verde.

“Con un trabajo turbio se los están llevando, que los diputados aclaren qué les están dando porque ahora resulta que Candy misteriosamente está hospitalizada y no puede salir de la cama… otro priista sale y renuncia, ahorita vamos hacer un intento por rescatar algo de la votación”, dijo en su desesperación antes de que la mayoría legislativa repartiera las comisiones y tanto priistas como verdecologistas quedaron prácticamente fuera.

One comment

  1. ¿de que se quejan el pri y el verde? Una sopa de su propio chocolate

Deja un comentario