Betancourt obligaba a constructores a dejar el diezmo en el bote de basura de su oficina para evitar ser videograbado

César Rodríguez/Trascender Online Opinión

El actual Secretario de Obras Públicas y Comunicaciones, Jorge Alberto Betancourt Esponda es un funcionario corrupto y extorsionador de constructores chiapanecos. Es conocido que a su paso por el INIFECH (Instituto de Infraestructura Educativa del Estado de Chiapas), cuando llegaban a su oficina los constructores, les indicaba que dejaran el famoso “diezmo” (para asignarles obras) en el bote de la basura, para que no quedara grabado en las cámaras de video del Instituto o bien, que lo entregaran al encargado de recibir y hacer llamadas, al Ing de su confianza, Bruno Jesús Martínez Mejía, quien era el que recibía el dinero. Ahora que Alí Babá y sus más de 40 ladrones, llevó a sus incondicionales del INIFECH a la Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones seguirán robando. Quiere despedir a trabajadores con antigüedad. Va para el mes que la remodelación de sus oficinas en la secretaría no quedan listas, asignada ésta obra a Jorge Ramírez, alias La Chilindrina, éste junto con el ingeniero Eredín López Astudillo de GRUCONSA y MONCY son sus mejores súbditos en las asignaciones y concursos de obra pública amañados. Están bien disciplinados con las entregas de dinero. Hasta hoy, éste corrupto funcionario distinguido del comité directivo del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) tiene sus oficinas en las instalaciones de la CMIC (Cámara Mexicana de la Industria de la Corrupción), quien tiene como presidente al títere bufón, José Luis Acosta Licho. Por cierto qué raro, la semana pasada Betancourt asignó obras a los de la CMIC, claro, bien leída la cartilla, para que LICHO sea el encargado de pasar la charola de los dineros y llevarlo a tan distinguido nuevo Secretario BETANCOURT, 10, 20 y hasta 30 por ciento. Desde esas oficinas, BETANCOURT palomea a los constructores que serán beneficiados con obras pero que deben antes pasar con el ingeniero Bruno Jesús Martínez Mejía para ponerse de acuerdo con la cuota y estar en condiciones de asignarles obras de forma directa o bien por concursos de invitación restringida, muy bien pagados y amañados o amafiados. Tanto cinismo ya no se puede tolerar. El día que no cobren un quinto por obra lo diremos, pero por el momento. Es claro que el buen “trabajo”  realizado por éste funcionario es bien visto por el gobernador MANUEL VELASCO COELLO, ya que está premiando a un ladrón, corrupto y exigente extorsionador de constructores chiapanecos. ¡Felicidades gobernador MANUEL VELASCO COELLO! Gobernador Constitucional del Estado de Chiapas, Con todo éste dinero de seguro está preparándose para las próximas Elecciones del 2018. Con éste honorable grupo de trabajo. Próximamente ampliaremos la información.

Deja un comentario