El AICM sólo tiene a 50 personas para revisar a 43 mil pasajeros al día

por paolo renato lopez layman

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Autoridades sanitarias del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) sólo cuentan con 50 médicos, enfermeras y trabajadoras sociales las 24 horas del día para detectar posibles casos sospechosos de coronavirus entre los 43 mil pasajeros que llegan diariamente en 380 vuelos internacionales.

Yareli Pérez, responsable de la Unidad de Sanidad Internacional, informó que dicho personal labora con seis cámaras termográficas y 50 termómetros infrarrojos para tomar la temperatura a los pasajeros que llegan en esos vuelos, como parte del Protocolo de Detección de Viajeros Enfermos de la sede aeroportuaria más importante del país.

Jorge Ochoa, director general de los Servicios de Salud Pública de la Ciudad de México de la Secretaría de Salud capitalina (Sedesa), informó que desde que inició la contingencia de Covid-19, en el AICM se ha puesto especial atención en la revisión a pasajeros de vuelos provenientes de 11 países: China, Hong Kong, Corea del Sur, Japón, Irán, Singapur, Italia, España, Francia, Alemania y Estados Unidos, calificados de alto riesgo, pues en su territorio ya hay contagios comunitarios.

De hecho, comentó que, de los 93 casos confirmados en México hasta este martes 17, identificados como “de importación”, 40 provinieron de España, 24 de Estados Unidos, 9 de Italia, 5 de Alemania, 3 de Francia, 1 de Singapur y los 11 restantes son asociados a importación.

Pérez destacó que, en febrero pasado –cuando se intensificó la vigilancia sanitaria de pasajeros internacionales–, se hicieron 286 revisiones a pasajeros provenientes de los países antes mencionados o que presentaban síntomas.

En lo que va de marzo aumentaron a 356 exploraciones. No obstante, en todos los casos resultaron negativos a Covid-19.

El protocolo

Y ante las críticas de pasajeros difundidas sobre una supuesta falta de revisión en el AICM, las autoridades comentaron que hasta hace unos días ésta se hacía de manera “discreta”, pues las cámaras termográficas estaban “en el techo o no visibles”.

Ahora, aclararon, se hace más evidente, pues las cámaras están a la vista de los pasajeros, además de que antes de pasar el área de Migración, se les toma la temperatura con equipo de infrarrojos y se les distribuyen folletos con información sobre los síntomas de la enfermedad y los servicios a los que deben acudir en caso de presentarlos.

Las autoridades explicaron los pasos que se aplican del Protocolo sanitario:

1.– Cuando el avión va aún en el aire, la tripulación pregunta por el estado de saludo de los pasajeros, con el fin de detectar a alguien con síntomas.

2.– Si detectan a alguno con síntomas, lo reportan al Centro de Control Operativo o Torre de Control del AICM y recibe la orden de aterrizar y estacionarse en una “posición remota”, es decir, alejado del área donde están todas las aeronaves. Nadie puede descender.

3.– Un equipo médico se desplaza hasta ese lugar, entra al avión, entrevista a los pasajeros con síntomas y les toma la temperatura con un termómetro con rayo infrarrojo.

4.– Las personas que están asintomáticas pueden bajar del avión. Ya dentro de la terminal, en los pasillos, también hay personal médico que porta batas blancas y cubrebocas que opera las cámaras termográficas y los termómetros con infrarrojo, además de repartir folletos informativos.

5.– Si se detecta a alguien con temperatura mayor a 38 grados, le preguntan si estuvo en alguno de los países de riesgo en los últimos 14 días, entre otras cuestiones. Si la respuesta es afirmativa, se le envía al área donde se encuentran los médicos y son llevados en una ambulancia del AICM al hospital que la Secretaría de Salud capitalina (Sedesa) indique para que le hagan la prueba.

6.– Al mismo tiempo, se entrevista a las 12 personas que estuvieron sentadas a su alrededor –3 a la izquierda, 3 a la derecha, 3 atrás y 3 adelante– y les toman sus datos (hotel en el que se hospedarán, lugares que visitarán y su número telefónico) para darles seguimiento en los próximos 14 días, además de que le indican a qué jurisdicción sanitaria deben acudir para ser revisados.

Si va a otra entidad del país, le toman sus datos y le avisan a la Secretaría estatal. Y si se dirige a otro país, avisan a las autoridades representantes del mismo, para que le den seguimiento.

En la mayoría de los locales comerciales y casas de cambio ubicadas dentro de la terminal hay botellas con gel antibacterial para quienes soliciten los servicios.

Por último, las autoridades sanitarias aclararon que son las autoridades federales las únicas que podrían decidir sobre la restricción de vuelos –como se ha hecho en otros países–, aunque ello sólo ocurriría en una fase 3 de la contingencia.

También te puede gustar

Deja un Comentario