Peligra la Laguna de Bacalar por contaminación crónica

por Moy Montes
La Laguna de Bacalar con inminente contaminación crónica.

Estudios del Ecosur y de la UNAM establecen que la contaminación crónica es la que causa los impactos más dramáticos y negativos

David Acosta | R360

BACALAR, QRoo.- Diversos estudios realizados por instituciones de investigación sobre el grado de contaminación en la Laguna de Bacalar, sin embargo son pocas o nulas las acciones que las autoridades de los tres órdenes de gobierno han implementado en la zona. El desorden en el crecimiento urbano, demográfico y de actividades económicas, apuntan como las principales causas.

El sistema lagunar de Bacalar cuenta con una extensión aproximada de 60 kilómetros y en su parte más ancha, cerca de dos kilómetros. Las propias autoridades reconocen cuatro puntos o principales focos de contaminación ubicados entre las comunidades de Pedro Antonio Santos y Xulhá.

También te puede interesar: El saldo del tráfico de migrantes en Quintana Roo

Pero además existen estudios que demuestran el deterioro del sistema por una evidente contaminación multifactorial, que dista de ser atendida por argumentos que van desde la falta de voluntad hasta los recursos económicos.

NUEVE AÑOS DE INVESTIGACIÓN

La investigadora del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), Teresa Álvarez Legorreta, doctora en Ciencias Marinas, destacó que el organismo participa en el Comité de Cuenca del Sistema Lagunar de Bacalar, en el que se han presentado diferentes investigaciones relacionadas con el cuerpo de agua y que tienen que ver con la salud del ecosistema.

En su caso, ha mostrado datos de calidad del agua y de sedimentos desde el 2010 en la Laguna de los Siete Colores, con diferentes proyectos de investigación en este cuerpo colegiado que está integrado por representantes de organismos de investigación y dependencias de los tres órdenes de gobierno.

Lo anterior, para ubicar fuentes potenciales de contaminación hacia el sistema lagunar y con ello contribuir a la toma de decisiones de las autoridades de los tres órdenes de gobierno con respecto al ecosistema en cuestión.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

A través de las investigaciones, de acuerdo con Álvarez Legorreta, se ha observado el aumento de la carga orgánica hacia el sistema. Las fuentes de contaminación que se ubicaron no son solamente relacionadas con el cárcamo de aguas residuales de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), sino también por escurrimientos superficiales y subterráneos, de todas las actividades humanas que se practican en la ciudad, el poblado y agrícolas.

Explicó que el agua contaminada circula en forma de ríos subterráneos y descarga hacia la Laguna de Bacalar y el tipo de suelo poroso de la Península de Yucatán permite que muchas de las actividades que se realizan tengan filtraciones al manto freático.

Los problemas de contaminación no se circunscriben a la línea costera de la laguna, se suman los lixiviados de los basureros a cielo abierto. Además de las actividades agrícolas de la zona menonita y de la comunidad de Pedro Antonio Santos, en donde se utilizan fertilizantes y agroquímicos.

En el agua hay dos elementos que se observan esencialmente en crecimiento: los fosfatos y el amonio, este último puede provenir de las aguas residuales no tratadas, pero también de la mayor parte de viviendas de Bacalar que no tienen drenaje sanitario y solo cuentan con fosas sépticas.

Se tienen identificados dos tipos de contaminación: las fuentes puntuales y no puntuales. Las primeras, se pueden medir en un tubo o en una descarga de aguas residuales en particular y las segundas, son todos los escurrimientos a lo largo del cuerpo de agua;  las más importantes por su extensión y por el volumen de descargas, son las más difíciles de controlar.

En cuanto al problema de la contaminación por hidrocarburos, la investigadora indicó que las asociaciones de prestadores de servicio de alguna forma controlan de vertimiento de combustible a la laguna, pues cuentan con motores de cuatro tiempos que son los menos dañinos.

Prestadores de servicios

Las asociaciones de prestadores de servicio controlan de vertimiento de combustible.

El mayor problema son las casas, palapas y muelles que operaran de manera irregular, que ofrecen servicios similares en lanchas o motos acuáticas.

La contaminación por hidrocarburos en los sedimentos marinos se han analizado y el resultado fue que se encontraron altas concentraciones frente a la zona costera de la ciudad de Bacalar. Pero también en la zona norte de la laguna, en donde hay menos actividad turística, ahí mayormente se encuentran casas o muelles particulares, que ofrecen servicio irregular en embarcaciones.

A esto se le suman “hotelitos” no regularizados, que también son fuente potencial de contaminación para los mantos freáticos, en los que además la demanda y extracción de agua es enorme.

SEMÁFOROS DE CONTAMINACIÓN

Para los nutrientes hay un indicador de contaminación que se denomina índice trófico, que refiere al enriquecimiento orgánico en cuerpos de agua y que tiene tres niveles; son equiparables a un semáforo, es decir verde, amarillo y rojo.

El nivel más bajo o el característico de estos sistemas se denominan oligotróficos (verde) que son ambientes muy pobres con bajas concentraciones de nutrientes y es el que de manera natural debería prevalecer en Bacalar. Después sigue el mesotrófico (amarillo), que se puede considerar como un nivel intermedio, pero que es el que ahora permanece mayormente en la laguna, por los contaminantes que contiene.

En algunos momentos del año, sobre todo en época de lluvias, secas y nortes, en algunos puntos se vuelve eutrófico (rojo), por las potenciales descargas. Sin embargo no es una condición natural, es consecuencia de la contaminación por los factores mencionados.

En cuanto a la calidad de los sedimentos se observan niveles de plaguicidas organoclorados y de algunos hidrocarburos aromáticos policíclicos, que comparados con guías de Canadá o Estados Unidos, en México no se tiene un parámetro de medición, y se observa que pueden ser potencialmente riesgosos para los organismos acuáticos que viven en la zona.

El enriquecimiento orgánico podría generar mortandad de organismos por asfixia, sin embargo hasta el momento no se ha detectado nada de ello.

COLORES CAMBIANTES

Según Álvarez Legorreta, la desaparición de los colores de la laguna aún no se registra. Explicó que en ocasiones aparecen unos “tapetes” verdes que son algas microscópicas que surgen como consecuencia de la alta producción de nutrientes como el fósforo y nitrógeno. Es biomasa por fotosíntesis y representa una señal de alto contenido de nutrientes, pero es lo que hace parecer tal decoloración.

Algas en la Laguna de Bacalar

Algas microscópicas surgen como consecuencia de la alta producción de nutrientes.

Esta situación es una autoprotección natural del sistema y aparece cuando las corrientes no pueden depurar la cantidad de nutrientes por sí mismas. “El sistema tiene una capacidad para depurarse, es decir hay agua que entra pero también que sale, si se le da el tiempo al sistema, se depura solo, pero si son constantes las fuentes de contaminación, se vuelve un sistema crónico y ya no permite al sistema autodepurarse”.

ESPECIES AFECTADAS

Actualmente el Ecosur realiza un estudio para conocer el impacto de la contaminación en la especie conocida como Caracol Chivita; se miden algunos parámetros bioquímicos y fisiológicos para conocer la gravedad.

Algunos estudios preliminares realizados establecen que en buena medida los problemas de la disminución de la población de esta especie no están asociados a la contaminación, sino a sobreexplotación, pero eso no significa que no puede ser impactada. Sin embargo la nueva investigación está en proceso y los resultados aún no están listos.

Hasta el momento es la única investigación sobre contaminación y su afectación a las especies marinas que se realiza en el cuerpo de agua.

Aunque se ha hablado de afectación a humanos, en este sentido no existe algún estudio oficial que lo confirme.

ALTERNATIVA EN DECLARATORIA DE ANP

Algunas acciones que se podrían realizar para contrarrestar el problema de la contaminación son: regular el número de embarcaciones en el cuerpo lagunar y corregir las limitaciones legales que permiten actividades que generan un daño al interior sistema de la laguna.

Un punto importante es que la Laguna de los Siete Colores no es un Área Natural Protegida y eso permite un sinfín de actividades, mientras ello no ocurra habrá un riesgo inminente de contaminación constante.

Laguna de Bacalar

Una declaratoria como Área Natural Protegida pondría a salvo a la Laguna.

También es necesaria la instalación de drenaje pluvial y sanitario, pero es indispensable que vaya acompañado de plantas de tratamiento de aguas residuales, en especial en aquellas descargas que desembocan a la laguna.

Todo lo anterior y como programa integral debe también regular la aplicación de fertilizantes y agroquímicos en las actividades agrícolas. Es decir, la utilización de elementos orgánicos que no causen contaminación.

Las autoridades turísticas dieron a conocer que a corto y mediano plazo se instalarán nuevos proyectos turísticos a lo largo del sistema lagunar, por lo que se debe tomar en cuenta el impacto ambiental real que podría generar la aprobación de los mismos.

CONTAMINACIÓN CRÓNICA

Es necesario comenzar a tomar decisiones, toda vez que el tipo de contaminación crónica que permanece en la Laguna de Bacalar es la que causa los impactos más dramáticos y negativos, pero es en la que no se toman acciones.

Aunque faltan estudios para determinar la gravedad del daño por contaminantes en el cuerpo de agua como el tiempo de residencia o la capacidad de recambio del agua, no se requiere de más para establecer y ejecutar acciones.

ESTUDIO DE LA UNAM

En 2017 el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer un estudio sobre contaminación de la laguna. El resultado fue que en los últimos años incrementaron exponencialmente los nutrientes como nitratos, fosfatos y nitritos, lo cual coincide en parte con las investigaciones realizadas por Ecosur.

Además se encontró la presencia de florecimientos masivos de productores primarios de algas y cianobacterias, que dañan los estromatolitos.

Estromalitos en la Laguna de Bacalar

Los estromatolitos son dañados por algas y cianobacterias.

Ante el hallazgo, la máxima casa de estudios consideró importante un proyecto integral que involucre no solo a las autoridades municipales, estatales y federales, sino también los actores de los campos de cultivo y zonas urbanas del décimo municipio.

EL TALÓN DE AQUILES

Para el ex diputado local por el décimo municipio, Javier Padilla Balam, la contaminación evidente en la Laguna de los Siete Colores tiene como uno de los factores principales la falta de voluntad de las autoridades encargadas del cuidado del medio ambiente, por ello a través del Congreso del Estado se enviaron exhortos, sin mucho éxito.

Un ejemplo de ello es el balneario que fue clausurado por indicios de contaminación en la zona.

Tampoco se ha corregido el desorden en el número de embarcaciones y vehículos acuáticos que operan en el cuerpo de agua. Funcionan más de 150 lanchas y en su mayoría no están regularizadas. Y que además circulan principalmente por la zona conocida como el Canal de los Piratas.

Prrestadores de servicios en la Laguna de Bacalar

En la Laguna funcionan más de 150 lanchas y en su mayoría no están regularizadas.

Agregó que las decenas de casas que son utilizadas de forma irregular como hoteles y por las cuales se cobra entre mil 500 y dos mil pesos, y en donde se hospedan hasta 20 personas, representan también un foco importante de contaminación.

Las autoridades ambientales de los tres órdenes de gobierno no cuentan con un estudio propio, sin embargo “no hay que esperar a que el niño se ahogue para tapar el pozo”, enfatizó.

De acuerdo con la información que estuvo en su poder, dos de las especies afectadas por contaminación son el Caracol Chivita y el Gavilán Caracolero, que son parte de la cadena alimenticia. Sin embargo la contaminación por ruido es otro de los factores que nadie toma en cuenta y que también afecta a las especies de la zona, como consecuencia de las actividades humanas.

En el municipio de Bacalar habitan cerca de 32 mil habitantes, un promedio de 12 mil están en la cabecera municipal con el mismo nombre y es en los domicilios de éstos donde se desprende uno de las principales fuentes de contaminación.

El litoral del cuerpo de agua ya está “invadido” en alrededor de un 45 por ciento y por las actividades turísticas arriban más de 120 mil turistas al año.

También te puede gustar

Deja un Comentario