Adiós al PRI, ¡Cárcel para Duarte!

Los “Ginos” a la de ¡Ya, ya, ya!.. se declaran Miguelistas

Pues como diría Porky a sus amigos: “¡¡¡Eso es to… eso es to… eso es todo amigos!!!”.

Veracruz ya tiene nuevo gobernador.

Al entregarle el OPLE este domingo a Miguel Angel Yunes Linares la constancia de mayoría e iniciar 24 horas después sus primeras tareas como gobernador auditando a todas las dependencias del abandonado mandatario Javier Duarte, se cierra un capítulo para abrirse otro.

Y aunque lo hace fuera de toda legalidad, normatividad constitucional y usos y costumbres, sin duda sus acciones marcan un hito en la forma de ejercer el poder.

Para Yunes Linares serán solo dos años a partir del primero de diciembre de este año y acaso es por ello que no quiere perder un minuto del tiempo en este suspiro de gobierno.

Yunes Linares ha empeñado un esfuerzo de vida en llevar a la cárcel a Javier Duarte, a su inventor Fidel Herrera Beltrán y a todos aquellos cómplices que, según el opositor hoy gobernador, saquearon a Veracruz con más 50 mil millones de pesos.

50 mil millones de pesos es  mucho dinero.

Por ello tanta miseria en Veracruz. Por ello tanto rencor del pueblo que votó en contra. Por ello el voto de castigo. Por ello el fin a la perpetuidad dictatorial de 86 años de supremacía priista en el poder.

Hoy el clamor generalizado es castigo a los culpables y cárcel para Javier Duarte de Ochoa.

Para él no hay perdón popular y menos de parte de Miguel Angel Yunes Linares, quien sustentó su campaña electoral justamente en ese compromiso ciudadano.

En ello ha insistido todavía hasta hace unas horas en franca respuesta al último mensaje televisivo del enflaquecido y ñango gobernador Duarte en donde señala que Miguel Angel “agrede y vocifera”.

Duarte tambalea y torpemente se niega a reconocer a su enemigo.

Veracruz –le dijo Duarte a Miguel- requiere de altura de miras, no de baladronadas y de amenazas, no merece ser escenario de peleas callejeras, ni terreno para venganzas políticas por afrentas imaginarias”.

Por respuesta al inopinado mensaje del gobernador saliente, quien horas antes había llamado a la reconciliación y unidad, Yunes Linares insiste en meterlo a la cárcel y adelanta que mañana a primera hora se presenta en 28 oficinas de primer nivel con un ejército de auditores procedentes de la ciudad de México para revisarle las cuentas.

Mientras el PRI vive los peores momentos de su vida política.

Sus exponentes –los mejores y los peores- se retiran. No hay ánimo para pensar en la siguiente elección para renovar las alcaldías el siguiente año y los seguidores de Pepe Yunes, sigue preguntando por qué rechazó la de dos en aras de alcanzar la de seis.

Bien se le había advertido que sin la de dos no había de ocho. No quiso entender.

En paralelo, Felipe Amadeo Flores Espinosa, regresa a la penumbra de la cual nunca debió haber salido. Al igual que Flavino Ríos las menguadas posiciones de poder solo les sirvieron para quemarse de por vida.

Los Duartistas quedarán marcados de por vida como servidores del peor gobierno que tuvo Veracruz en su historia.

Y si bien fue imperdonable para la Fidelidad, cuyos pupilos se la jugaron para integrar una banda de ladrones, no así para distinguidos priistas que empeñaron una vida en servir y servirse sin excesos.

¿Qué va a pasar con los grandes traidores como Enrique Ampudia que en estos momentos ya está fuera no de Veracruz, sino del país?

¿Ya se fue de Veracruz la tabasqueña Sonia Sánchez de Chirinos, que hasta la suburban se llevó?.. Con su entuerto, el programa social ¡Te escucho! lo único que logró fue engatusar y quitar una carretada de dinero a Héctor Yunes y exacerbar el enojo de Miguel Angel.

¿Qué pasara con los “Cabeza de Lata”, Audirac, Spinoso, Mota, Noemí Guzmán, Tarek, Yolanda Gutiérrez Carlín, Vicente Benítez, Arturo Bermúdez, Carlos Aguirre y Reynaldo Escobar?

¿Qué pasará con toda la cauda de “amiguitas”, novias del entretelón, “Reinis” y “Barbies”, bisexuales y lesbianas?

A dónde irán a parar Corintia, Ainara, Xochitl, Erika Ayala, Carolina Gudiño, Araceli Bayzabal, Elizabeth Morales, Anilú, Gina Domínguez (¿irá a la cárcel?), la Montoya, Zazil y Bertha Hernández, matrona del viejerío.

¿Qué va a pasar con el telenovelero fiscal de Veracruz, “Culín”, alias Luis Ángel Bravo Contreras, quien por órdenes de Duarte armó la trama para llevar al hijo de Yunes Linares ante la justicia a partir de una denuncia donde se le “descubre” que detenta una mansión de 30 millones de pesos en “El Conchal”, municipio de Alvarado, cuando sus ingresos eran únicamente de 4 millones de 2004 a 2010?

Miguel Angel presentó en su momento una lista de desfalcadores del erario que hoy cobra vigencia.

Quienes integran la lista son:

Juan Felipe Aguilar de la Llave y Rafael Germán Murillo y José Salvador Sánchez Estrada (cuñado de Manlio Fabio Beltrones), Tomás Ruíz González, Fernando Charleston y Mauricio Audirac, ex secretarios de finanzas de los tres últimos gobiernos.

En la picota también figuran Gabriel Deantes Ramos y Juan Manuel del Castillo, ex subsecretarios de finanzas y planeación.

Mientras que en el rubro de salud fueron denunciados por Yunes en la PGR sus ex titulares: Jon Gurutz Rementería Sempé, Daby Manuel Lila de Arce, Pablo Anaya Rivera y Leonel Bustos Solís, director general del programa Seguro Popular.

En tanto que en el tema de la educación están denunciados: Vicente Guillermo Benítez González, ex tesorero y oficial mayor en la SEV; y Beda Ocampo López, ex directora de recursos humanos de la SEV. Edgar Espinoso Carrera, ex subsecretario de finanzas y actual diputado federal; Carlos Aguirre Morales, ex subsecretario de egresos (presenta ocho denuncias penales); Antonio Ferrari Cazarín, ex subsecretario de finanzas y planeación, Antonio Tarek Abdalá Saad, ex tesorero y actual diputado federal, también tienen denuncia en la PGR.

Quienes también están en presencia ministerial son: Clara Luz Prieto Villegas, Iván López Hernández, ex contralores; Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, titular del Orfis; Jesús Villegas Ríos y Santiago Mota Bolfeta.

Y entre los de primer nivel que están que se los lleva la chingada, figuran  los diputados Erick Lagos, Jorge Carvallo, Adolfo Mota y Alberto Silva, también  denunciados ante la PGR.

¡Uff!

Afortunadamente la libraron algunos columnistas y dueños de diarios, los llamados “Ginos” que a la voz de ¡Ujule! se pusieron de tapete a Miguel Angel ofreciendo disculpas mil y desgranando elogios sin fin al mínimo gesto del nuevo patrón.

Es un incierto futuro el que espera a los saqueadores de Veracruz de cara a un empoderado gobernador electo que está en el top de la popularidad nacional.

Un gobernador que busca, en ocasiones con trompicones, apoyarse en la ley y el respaldo ciudadano que, en efecto, lo apoya aunque no el ciento por ciento.

Y ello no porque la ciudadanía justifique las atrocidades del Duartismo, sino producto de las preferencias partidistas. No podemos pasar por alto que Miguel Angel Yunes Linares solo gobernará con el respaldo del 34 por ciento de la ciudadanía.

Después del cinco de junio qué arrojan las cifras:

Que un millón 55 mil, 544 ciudadanos votaron por él de un universo  electoral de 5.7 millones. De un universo ciudadano de 7 millones 800 mil habitantes.

Es decir Yunes Linares solo cuenta con la tercera parte de la simpatía ciudadana, las dos terceras partes restantes las tienen como capital el PRI (30.29% de la votación y Morena 26. 40 de la votación). En números, Héctor Yunes Landa levantó 929 mil 485 mil votos, mientras Cuitláhuac García se llevó 809 mil 964 votos.

Esa es la realidad de Veracruz. Así que ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Deja un comentario