Acusan a diputada local de desestabilizadora por los rincones de la entidad

Carlos Z. Cadena

Preocupante el fenómeno psicológico violento de la legisladora y exdirigente de la CTM-Chiapas María Olvera Mejía, quien ha sido tema de debate como nunca en la historia de la mujer en Chiapas, cuando pidió bronca y crear violencia entre el gremio y que en algunas grabaciones se escucharon por las redes sociales, además de pedir camorra para el gobierno estatal. Para el sociólogo Noruego Johan Galtun, uno de los expertos más importantes en el mundo en materia de conflictos sociales, advierte que la violencia busca imponer u obtener algo por la fuerza. Dice que de todas formas, es importante tener en cuenta que el concepto de violencia varía según la cultura, la época y el habitad de donde viene el “mesiánico violento” y que puede ser desde trastornos mentales o psíquicos hasta traumas familiares. Califica que no es lo mismo enfermedades mentales que enfermedades traumáticas.

Ahora fueron transportistas chiapanecos con nombres y apellidos que acusaron a Olvera Mejía, como la principal desestabilizadora y crear desorden del sector del transporte toda vez que la señalan por apoyar únicamente a los integrantes de esta confederación dejando aún lado al transporte local. El Presidente de la Alianza del Autotransporte de Chiapas, Bersaín Miranda Borraz, aseguró que esta fémina no merece estar en el cargo que ocupa actualmente en el Congreso del estado como diputada, ya que no es una persona congruente con las leyes y únicamente busca beneficios para ciertos sectores. La acusó de estar desestabilizando en varias partes del estado de Chiapas. Dijo que no es la primera vez, que queda evidenciado la conducta de esta persona que ni siquiera es chiapaneca y que tiene tiene dos actas de nacimiento.

Deja un comentario